2018-11-16 18:11 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

La PlayStation tiene la culpa de los problemas de Dembélé

La supuesta gastroenteritis que dejó a Dembélé sin entrenar y sin ir convocado ante el Betis parece que no fue tal



La situación con Ousmane Dembélé no deja de traer novedades –y negativas- día tras día. La semana pasada, el francés fue protagonista por una supuesta gastroenteritis que le dejó fuera de la convocatoria ante el Betis por haber faltado al entrenamiento con sus compañeros el jueves previo.

Ernesto Valverde le dejó sin convocar ante el Betis a modo de castigo y el debate sobre la indisciplina del galo se ha acrecentado desde entonces. Una polémica que podría ser todavía más surrealista si se confirmase lo que apunta la información de As. Al parecer, Dembélé no acudió al entrenamiento de la discordia al quedarse dormido después de pasar la noche anterior jugando a la consola con sus amigos en su domicilio.



El motivo del retraso de Dembélé

El jugador no cayó en la cuenta de programar la alarma de su despertador y no se despertó para ir al entrenamiento. Como no podía ser de otro modo, al despertar y mirar su teléfono se encontró con una cantidad ingente de llamadas y Whatsapps desde el Barcelona.

Fue el delegado del Barcelona, Carles Naval, quien consiguió hablar con el jugador, recién despierto y con el entrenamiento ya mediado. Dembélé, nervioso, habría respondido esgrimiendo la excusa de unos dolores estomacales. Surrealista. El caso es que el francés sigue sin asumir responsabilidades y prefiere jugar a la PlayStation que centrarse en el fútbol.


Deja tu Comentario