2018-11-21 08:11 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Albania humilla a Gales... con Gareth Bale en el equipo

Ni siquiera la presencia de Bale con Gales pudo evitar la humillación de su equipo ante Albania.



El pulso de Gareth Bale al Real Madrid no ha servido, literalmente, de nada. Ni siquiera su presencia en el equipo de Gales pudo evitar la humillación que sufrió su combinado ante Albania en un partido amistoso y sin más trascendencia al que el galés no debería haber acudido ni mucho menos jugado para poner rumbo a Madrid y prepararse para la vuelta al trabajo en el conjunto merengue.

Al contrario, de no haber estado sobre el césped el conjunto británico tendría alguna excusa para explicar la debacle ante la modesta selección albana, pero Bale se ganó su propio 'castigo' forzándose a jugar pese a que arrastraba molestias y se trataba de un partido sin importancia, que le ha hecho recorrer 4.000 kilómetros extra en avión antes de regresar a España.



Bale no evitó la humillación a Gales.

El conjunto galés jugó de forma penosa e irreconocible, y encajó cerca de la hora de partido el único tanto del partido, obra de Balaj desde el punto de penalti. Giggs dio entrada a Bale nada más encajar el gol, pero el '11' merengue, así como el resto de sus compañeros, fueron incapaces ni siquiera de volver a equilibrar el marcador para poner las tablas.

Ahora es Solari el que espera a Bale, probablemente para darle un tirón de orejas por su indisciplina. Su presencia en el banquillo en el próximo partido de Liga gana cada vez más enteros.


Deja tu Comentario