2018-11-24 22:11 Real Madrid Por: Redacción MB

Nadie tira del carro: Este Madrid es peor que el de Lopetegui

Ni Asensio ni nadie. Nadie tira del carro en el Real Madrid. Ni siquiera el próximo Balón de Oro ha sabido evitar el desastre en Eibar.



Nos habíamos creado demasiadas expectativas con Solari después de golear al Melilla y al Viktoria Plsen a domicilio. Pasamos por alto los serios problemas que tuvo el Real Madrid para ganar al Valladolid en casa y prefirmos quedarnos con la imagen de un Madrid más convicente en Balaídos (2-4).

Sin embargo, Ipurúa nos ha devuelto a la realidad y ha puesto en cuestión a Santiago Solari ahora que ha renovado por el Real Madrid y tiene la confianza para seguir, al menos hasta final de temporada.



Nadie tira del carro en este equipo 

El Real Madrid ha naufrado en Eibar. No se ha salvado nadie. Un desastre total. Decía Asensio hace unos días que no era él quien debía tirar del carro. Efectivamente, él no ha tirado del carro en Ipurúa, tal y como defiende. Pero el problema no ha sido sólo él -que lo ha sido-, sino todos. Nadie tira del carro en este equipo. 

Perdido el referente de Cristiano Ronaldo, nadie se atreve a asumir su rol. Ni Bale, ni Benzema, ni por supuesto Asensio, a quien quizá hemos encumbrado más de la cuenta. Ni siquiera Modric, The Best y máximo candidato a Balón de Oro, es capaz de sobresalir por encima de la mediocridad general para decir que ahí está él. Tampoco Isco, que sigue castigado y una vez más se ha quedado en el banquillo de salida. Nunca ha sido titular con Solari.

El Real Madrid no es esta cosa que se ha visto hoy

Este Real Madrid no ha sido el Real Madrid. El Real Madrid es otra cosa. Es un equipo ganador que cuando pierde vende cara su derrota. Hoy en Ipurua el Madrid ha salido al campo derrotado, sin motivación, ganas ni intensidad. Y ahí sí tiene algo que ver Solari. No se puede saltar sin ganas al césped ante un equipo enrabietado. Luego pasa lo que pasa. El Eibar le ha dado una lección y le ha pasado la mano por la cara al Real Madrid con una formación que está a años luz del valor del once que ha presentado Solari. Sólo a base de ganas, intensidad y corriendo más.



No puede haber paños calientes. Este equipo ha avergonzado a la historia del Real Madrid. No es signo de lucir esta camiseta. Que sirva como aviso. Nada está perdido todavía y el Real Madrid sigue vivo en todas las competiciones, pero es preciso un cambio radical urgente. Jugando así este equipo no irá a ningñun lado.


Deja tu Comentario