2018-11-26 16:11 Real Madrid Por: Redacción MB

48.000 euros de multa a Piqué por conducir sin puntos

Piqué vuelve a ser protagonista negativo tras conducir sin puntos en el carnet



Piqué la ha vuelto a liar. Aunque en esta ocasión se ha llevado su merecido, ya que va a tener que pagar la sanción correspondiente por conducir sin puntos en el permiso de circulación. Y es que el polémico jugador culé fue cazado en agosto manejando su vehículo cuando se le habían retirado todos los puntos que tenía en el carnet.

La broma le va a salir cara a Piqué, ya que tendrá que pagar una multa de 48.000 euros por incurrir en tal delito y ha visto cómo desde la DGT le han aconsejado de manera vacilante que contrate a un chófer para realizar sus desplazamientos.



Piqué se piensa que está por encima de la ley casi en todos los ámbitos, pero de nuevo ha sido cazado y tendrá que pagar por ello.

El momento en el que se le pillo fue cuando intentaba salir de un aparcamiento en modo incógnito, aunque curiosamente no lo consiguió y las cámaras de los periodistas consiguieron grabarlo al volante.

Con su historial se atreve a aconsejar a Dembélé

El Barça se tambalea con el ‘caso Dembélé’. El jugador francés acumula una serie de faltas de respeto hacia sus compañeros y hacia el club, pero llama la atención que sea precisamente Piqué el encargado de aconsejar al galo por su situación y recordarle que se debe al club.



Curiosamente, el central catalán le dijo a Dembélé que “esta es una profesión que exige pensar las 24 horas del día en ella”, algo que ni el mismo cumple, ya que cada vez que tiene oportunidad aprovecha para abandonar el fútbol y dedicarse a sus negocios, como los documentales que en alguna ocasión han perjudicado al Barça (‘La decisión de Griezmann’), o los constantes viajes a ver tenis que hace el defensa.

Y es que luego pasa lo que pasa. Piqué quiere ser más papista que el Papa, y se olvida de que en muchas ocasiones se ha olvidado de su compromiso futbolístico y se ha centrado más en buscar sponsors o montar negocios que en el deporte. De hecho, Piqué monto un restaurante, que por cierto no funciona, y dejó de lado al Barça durante algún tiempo, por lo que el historial que lleva el central le hace no ser el más adecuado para aconsejar a nadie, y mucho menos a Dembélé, que solo hace que mirarse en el espejo de los más experimentados dentro de su club, como es el propio Piqué.


Deja tu Comentario