2018-11-27 21:11 Prensa Merengue Por: Pedro Riaño

La prensa palmera del Madrid destroza a los jugadores y protege a Florentino

Existe en Madrid amnesia colectiva en los medios. Nadie sabe cómo se llama el presidente del Real Madrid cuando vienen mal dadas.



Es admirable el poder de convicción que tiene Florentino Pérez sobre su prensa palmera. No necesita comprarla. Una mirada basta para que los medios sepan lo que al presidente más le conviene que digan. Y la autocensura funciona. Y el el aparato de fabricar humo también

Sergio Ramos le pillan duchándose fuera de plazo y de lugar y le lían la de Dios por el control antidoping que se pasó por el forro de sus caprichos, y la noticia es que a Piqué le han puesto una multa de 48.000 eros por conducir sin carné. Son fabulosos. Se las saben todas.



¿Y el Real Madrid? Bien, gracias

¿Y el Real Madrid? Bien, gracias. En los despachos, estupendísimo. Lástima que fallen el entrenador y los jugadores. Porque si no... Queda claro que en el reparto de responsabilidades el máximo responsable se va rositas porque así lo ha decidido su aparato de propaganda. Se larga Cristiano Ronaldo y no se le sustituye.... Aplausos para Florentino, por dejarle marchar por menos de lo que pagó el Barça por Dembéle. Le deja plantado Zidane... Aplausos para FlorentinoRoba a España a su seleccionador a dos días de empezar el Mundial y lo despide a los tres meses... Aplausos para Florentino. Busca un entrenador y los cuatro mejor colocados le dan calabazas... Aplausos para Florentino. Le engañan con Vinicius y lo ficha pensando que es un crack y no lo es... Aplausos para Florentino. Apuesta por fichajes de medio pelo que no van a resolver nada... Aplausos para Florentino. Pasa de la pegada de Zidane al odioso tiki-taka de Lopetegui... Aplausos para Florentino.

Alguien se las tiene que cargar, y no es el presidente

Aplausos, aplausos y más aplausos para Florentino. Aplausos incluso con las orejas. Así es la prensa palmera del Real Madrid. Todos culpables, menos el responsable máximo del desaguisado, que sólo sale en la foto para celebrar títulos. Si no, no existe. 

Y ahora toca vender la moto de los jugadores. ¿Quién los habrá fichado? No se sabe. Los presentó a todos muy orgulloso y presumiendo de su sabiduría futbolística, pero ahora no responde. Está comunicando. Despedido el entrenador, ya no se puede apuntar al banquillo. No puede ser que todos los entrenadores sean malos, aunque en su presentación a todos los vendió como divinos. Y antes de que salpique a los despachos, mejor lanzar la artillería pesada contra los jugadores. Alguien se las tiene que cargar y ese no es el presidente.



Nadie sabe cómo se llama el presidente del Real Madrid

Y la fiel infantería, siempre dispuesta a la genuflexión incondicional, está ahí para eso. Para arropar a su ser superior, admirado y venerado. No hace falta darles instrucciones. Ellos ya saben. Si a Messi le diera por no marcar goles y el Barça perdiera tres partidos seguidos, los mismos que ahora sufren un acceso de amnesia y no recuerdan el nombre del presidente del Real Madrid, culparían a Bartomeu por no marcar los goles que no anota su equipo y exigirían su dimisión. De eso sabe mucho Josep Pedrerol, que ahora mismo no sabe cómo se llama el presidente del Real Madrid a la espera de tiempos mejores para recobrar la memoria.

¿Quién habrá fichado a esos jugadores que no tienen actitud?

Josep Pedrerol es el peón más útil del aparato de propaganda que tiene montado el Real Madrid. Además es catalán. Miel sobre hojuelas. Pedrerol ha acudido al rescate del presidente y lanza sus despiadados ataques contra los jugadores, que a fin de cuentas están de paso y no mandan. Y habla de listas negras, de que Zidane no fue valiente para quedarse y cargarse a media plantilla. Y acusa a los jugadores de "falta de actitud ¿Cómo puede salir un jugador al campo sin actitud?", se pregunta Pedrerol, pero su lucidez no le llega para preguntarse quién fichó a esos jugadores.

Todas las cortinas de humo tienen fecha de caducidad

Dice Pedrerol que "Solari tiene trabajo, pero hay que empezar a escribir la lista negra, algo que Zidane no quiso hacer". Queda claro lo malotes que son estos futbolistas que hacen sufrir a su presidente, que no tiene ninguna culpa. Y duro con ellos, aunque sin citar nombres, por supuesto, que la vida es muy larga y da muchas vueltas:  "Hay jugadores pasotas, aburridos, acomodados... El año pasado la Champions tapó las miserias de esta plantilla. Se acabó la broma. El Madrid tiene que apostar por jugadores comprometidos, hay algunos que no merecen vestir esa camiseta. Sus nombres están en la mente de todos". 

Y es que las miserias del Real Madrid se pueden tapar con cualquier cosa. Una Champions, un cambio de entrenador, un jugador inmaduro vendido como crack... Todo sirve para generar ilusión. El problema es que todas las cortinas de humo tienen fecha de caducidad.

Decepción enorme, nadie tira del carro

Pero Pedrerol no está solo en su cruzada. Los medios madrileños/madridistas (todos) siguen la línea marcada por el mismo guión. OkDiario, por ejemplo, el portal de Eduardo Inda, con plaza en el palco del Bernabéu, se abona al fusilamiento de los jugadores. "El club señala a la plantilla"

Y puede leerse: "en la cúpula del Real Madrid el mosqueo con la plantilla es importante. En Concha Espina existe una “decepción enorme” con los jugadores porque consideran que “no están dando el nivel”, ni en lo colectivo ni en lo individual, y eso es precisamente lo que más enfada en los despachos del Santiago Bernabéu. Señalan tanto a varios pesos pesados, especialmente a Bale y Modric, como a los jóvenes que no son capaces de dar un paso adelante, como Marco Asensio o Dani Ceballos. Nadie tira del carro, ni los veteranos ni los jóvenes". ¡Estos chicos, cómo son!

Los que mandan no pueden hacer nada

Marca se hace eco de la desilusión de la zona noble: "Ahora no podemos hacer nada. Todo depende de ellos", dice Marca que dicen en los despachos. 

Pues nada. Si no pueden hacer nada, que no lo hagan. Y que estén tranquilos, la culpa nunca será de ellos. Para eso están los profesionales y en su sueldo entra aguantar el chaparrón. Ellos, amateurs y madridistas, no tienen aquí protagonismo, ni arte ni parte. Aunque esos jugadores que no tienen actitud estén en el Real Madrid porque así lo han querido ellos. O él. Esta misma prensa que ahora los crucifica los vendió en su momento como dioses. Serán dioses baratos o la capacidad de embuste de esta prensa no conoce límites.


Deja tu Comentario