2018-11-27 09:11 Real Madrid Por: Ricard Cardona

La prueba de que Sergio Ramos disfruta de trato de favor en el asunto del doping

Sergio Ramos ha disfrutado de un trato de favor en relación con su posible doping el curso pasado.



Da la sensación de que Sergio Ramos y el Real Madrid han pasado muy de puntillas pese a la gravedad de las acusaciones que pesan sobre el capitán blanco: desde que fuera señalado por dar positivo en un control antidoping, según reveló 'Football Leaks', tanto el jugador de Camas como la entidad merengue han podido borrar el rastro de la polémica rápidamente. La pregunta es cómo.

El caso de Ramos no ha desatado un escándalo porque el andaluz ha gozado de un trato de favor a la hora de abordar el problema. De hecho, y según cuenta 'As', la UEFA cerró el expediente nada más saber las explicaciones del Real Madrid en relación al supuesto error de un médico del club: confundió betametasona con dexametasona (ambas sustancias ilícitas) para justificar la infiltración.



Así se ha librado Ramos de la presión.

Una supuesta involuntariedad que aun así incurre en una falta al código, donde se manifiesta que “no resulta necesario que se demuestre conocimiento, falta o negligencia para que haya una violación del Código”. Así, "no advertir la administración de dexametasona con anterioridad a pesar de no existir mala fe” también es un hecho punible, y en realidad hay casos en los que los deportistas han sido castigados.

Es el caso del boxeador Eric Molina, sancionado con dos años, o el ciclista Simon Yates, que dio positivo en terbutalina en la París-Niza de 2016 porque su equipo no rellenó bien “la correspondiente exención de uso terapéutico”, lo que le supuso un total de cuatro meses de inhabilitación. Un patrón que parece no haber sido aplicado en Sergio Ramos a pesar de lo filtrado.


Deja tu Comentario