2018-11-28 16:11 Fichajes Por: Redacción MB

Noticia MB: El Barça está muy pendiente del caso Isco

El Barça podría volver a la carga para llevarse a Isco en los próximos mercados



La mala relación existente entre Solari e Isco en el Madrid hace que el malagueño tenga más de un pie fuera del Bernabéu. En los 6 partidos que ha dirigido el argentino, Isco no ha sido titular en ninguno de ellos, e incluso, ayer ante la Roma en Champions League, se quedó fuera de la convocatoria, lo que hizo denotar que el divorcio entre ambos es evidente.



Y según ha podido saber Madrid-Barcelona.com, el Barça está muy pendiente de lo que pueda pasar en las próximas semanas, ya que si la situación no se revierte e Isco empieza a tener más minutos y protagonismo, buscará la salida y el club culé vería con buenos ojos ofrecerle jugar en el Camp Nou como local.

Hace unos años se habló mucho e incluso hubo negociaciones para que Isco jugara de azulgrana, pero al final no se hizo efectivo. De hecho, el propio malagueño ha manifestado en varias ocasiones que siempre ha sido culé y tiene un perro al que llama Messi.



Por lo tanto, Isco podría convertirse en breve en nuevo futbolista del Barça, algo que todo el barcelonismo quiere porque es un tipo de futbolista que encaja a la perfección en la idea del equipo de Valverde.

Isco, en la rampa de salida del Madrid

Isco está ante su peor momento en el Real Madrid. El cambio de entrenador le ha perjudicado en todos los sentidos, ya que el malagueño no ha sido titular en ninguno de los 6 encuentros que ha jugado el Madrid desde la llegada de Solari.

Con Lopetegui tenía un puesto fijo en el 11, pero al ser destituido, Isco se ha visto relegado al banquillo casi por decreto. Y es que Solari parece que confía más en otro tipo de futbolistas y prefiere dejar al malagueño para los segundos tiempos, una situación que preocupa en el madridismo y en especial al propio damnificado, que le está afectando y se podría estar planteando una salida del club si no cambia la cosa.

Isco solo ha disputado 78 minutos con el argentino en el banquillo, una cifra que demuestra que no le tiene confianza y que supondría que el mediapunta buscase una salida en los próximos mercados de fichajes para buscar esa misma confianza en cualquier otro club.