2018-11-29 16:11 FC Barcelona Por: Redacción MB

El último atropello del Comité de Competición contra el Barça

El Comité de Competición vuelve a mostrarse implacable cuando se trata de asuntos con el Barça



El Barça está viviendo una época de auténticos atropellos por parte del Comité de Competición. Lo último, y no por ello menos increíble, es que dicho comité estudia sancionar al club por retrasarse en los horarios de los partidos.

Y es que, en el Wanda Metropolitano, la charla de Ernesto Vaverde duró un poco más de lo previsto y el equipo saltó al terreno de juego apenas 2 minutos más tarde de lo que lo debería haber hecho. Y para el Comité, que busca sancionar siempre al equipo azulgrana, es suficiente para estudiar una multa de hasta 602 euros para el club por dicho retraso.



El árbitro se hizo eco de este retraso para que llegara al Comité, donde no se ha vacilado en actuar en consonancia. En el acta, Gil Manzano, ese colegiado que se la tiene tomada al Barça, expuso: “La segunda parte comenzó con 2 minutos y 20 segundos de retraso, ya que el equipo visitante demoró su salida de vestuarios, habiendo sido previamente advertido en varias ocasiones”.

Lo curioso es que en otros partidos de LaLiga ya ha ocurrido esto y no ha habido sanción.

Los vergonzosos precedentes de Gil Manzano

Aunque la tarjeta roja que vio Clément Lenglet en el partido ante el Girona generó una sorpresa mayúscula en el barcelonismo, en el Camp Nou deberían haberse esperado una barbaridad semejante teniendo en cuenta el individuo que andaba arbitrando sobre el césped. El colegiado Gil Manzano fue quien echó injustamente al francés del campo y se cargó el partido y la racha de victorias del equipo blaugrana. Sin embargo, no es la primera vez que el extremeño le juega malas pasadas al conjunto catalán: los precedentes demuestran su madridismo y antibarcelonismo.



La ratio de expulsiones es demoledora cuando se trata del Barça: 5 rojas en 19 partidos arbitrados al conjunto blaugrana, más de una cada cuatro partidos, algo exagerado teniendo en cuenta el 'fair play' culé. Por lo que respecta al Real Madrid, ninguna expulsión en 21 partidos dirigidos, a pesar de contar el conjunto merengue con Sergio Ramos, el jugador con más rojas de la historia de LaLiga, o hasta hace poco con Cristiano, muy aficionado a las agresiones.

La imagen de Gil Manzano saliendo del Estadi de la Ceràmica de Villarreal con bolsas del Real Madrid tras la visita merengue al País Valenciano, obsequio de Florentino Pérez, no es más que una imagen de lo que realmente se esconde detrás: expulsiones perdonadas a los blancos, goles anulados que serían en su contra, y un largo etcétera que avala su carrera madridista.

Ni siquiera el VAR pudo frenar la tutela blanca de un árbitro que ya es oficialmente un enemigo azulgrana. Mucho le costará hacer pensar lo contrario, porque los precedentes se van acumulando...


Deja tu Comentario