2018-11-30 17:11 FC Barcelona Por: Redacción MB

Se confirma: Vinicius es un bluff de campeonato

Las sospechas se confirman sobre Vinícius y destapan que es un auténtico bluff



Desde que llegó al Madrid, se ha estado bombardeando a través de La Caverna que Vinícius es el salvador del fútbol mundial. El nuevo Pelé. De hecho, cuando se destituyó a Lopetegui y llegó Solari, la presión sobre el argentino fue tan alta que tuvo que alinearlo en sus primeros encuentros, pero una vez pasada la fiebre del brasileño, vuelve a quedar demostrado que se trata de un futbolista sobrevalorado que no sirve para jugar en un equipo grande.

Jugó ante el Melilla, un conjunto de su categoría (Segunda ‘B’) y ahí sí se lució, pero después las ocasiones que ha tenido, que han sido pocas, no las ha aprovechado y Solari ha dejado que toda la euforia por sus inclusiones en el equipo se hayan olvidado y el técnico blanco ha dejado de contar con él.



Queda demostrado, por tanto, que Vinícius es un bluff. Da igual lo que nos vendan, que sus entrenadores no cuentan con él porque no da la talla y ha vuelto a tener su rol natural: O bien estar sentado en el banquillo o irse a jugar con sus compañeros del Castilla.

La cesión de Vinicius en enero se acerca

La situación de Vinicius en el Madrid parece que se ha estancando. Ni hacía adelante ni hacia atrás. El extremo brasileño ya parece haber abandonado definitivamente el Castilla, sin embargo, su papel en el primer equipo es bastante pobre. Vinicius apenas disputa los últimos minutos de los partidos y su aportación se ve perjudicada. Por ello, la sombra de una posible cesión de Vinicius en el mercado de invierno vuelve a planear sobre el Real Madrid.

La realidad es que el futbolista brasileño no está teniendo tanto protagonismo como le gustaría y la llegada de Solari no ha cambiado las cosas: solo 17 minutos en los tres últimos partidos y ante el Eibar cuando ya se perdía por 3-0. Este hecho hace que en el Madrid comiencen a plantearse la idea de que lo mejor sería una cesión en enero.



Hay que decir que, por parte del Real Madrid, el club blanco no es partidario de que se marche. En la capital de España lo tienen muy controlado en todos los aspectos, le ven entrenar a diario y saben de sus progresos. Sin embargo, eso no es motivo suficiente para convencer a Vinicius de que debe quedarse en Madrid.

Vinicius sabe que ha mejorado con Solari, y que es uno más en la primera plantilla. Pero le sigue pareciendo poco el protagonismo que tiene en el Madrid, lo que no le permite ganar confianza y mejorar. Por esta razón, el entorno del brasileño no descarta salir cedido en el mercado de invierno en alguna cesión a un club importante.


Deja tu Comentario