2018-12-03 16:12 FC Barcelona Por: Redacción MB

Bartomeu prohibe a Piqué comprar el Reus

La vinculación de Piqué con el Reus se ha roto porque el Barça le ha parado rápidamente los pies



En los últimos días se había estado hablando de un posible interés de Gerard Piqué en hacerse con el club de fútbol de Reus Deportiu. Pero el Barça ha parado de manera rápida y eficaz esa posible compra del futbolista, ya que consideran que debe centrarse mucho más en lo que hace y en quien le paga.

Bartomeu y su directiva creen firmemente que Piqué podrá hacer lo que desee cuando acabe su carrera profesional, mientras tanto se debe al Barça, por lo que consideran que ya tiene bastantes líos extradeportivos en los que mantener su cabeza como para encima comprar un club de fútbol.



Además de todos sus negocios y la Copa Davis, el Barça no quiere permitir que Piqué tenga encima un club de fútbol al que dedicar tiempo, por lo que le han dicho que espere a que deje de pertenecer al FC Barcelona como futbolista para hacer todo esto.

Por lo tanto, esa vinculación entre la entidad catalana y el futbolista se ha roto, ya que el Barça no lo quiere más distraído.

La idea que sobrevoló por Piqué

Gerard Piqué comentó recientemente en L’Équipe que tenía entre sus planes la creación de una nueva competición futbolística y la compra de un equipo. Pues bien, parece que una de las dos cosas podría convertirse en realidad próximamente: según informa el medio Metrópoli Abierta, el central del FC Barcelona estaría considerando comprar C.F. Reus Deportiu, que necesita el ingreso de 5 millones de euros para evitar el descenso administrativo.



El Reus Deportiu ahora mismo milita en Segunda División, aunque después de 16 jornadas ocupa la antepenúltima posición. El club catalán está pasando por un mal momento económico (LaLiga impidió que pudieran inscribir al canterano culé Isaac Cuenca) hasta el punto que los gestores del mismo lo han puesto en venta. La cara visible del proyecto es Joan Oliver, quien fuera director general del FC Barcelona (2007-2010) durante la etapa de Joan Laporta.

De esta manera, Joan Oliver se está moviendo para encontrar a alguien dispuesto a poner los 5 millones de euros que evitarían el descenso administrativo del Reus. Aquí es donde entraría el azulgrana Gerard Piqué, que todavía no se ha pronunciado al respecto, aunque no sería de extrañar que en los próximos días hable oficialmente de este asunto.


Deja tu Comentario