2018-12-03 08:12 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El escándalo culé de cada semana: Así le regalan la Liga al Barça

Agresiones, fueras de juego... el escándalo del Barça con los árbitros no lo frena ni el VAR.



El Barça sigue siendo el beneficiado por los árbitros. Ni siquiera la implantación del VAR ha acabado con el escándalo culé de cada semana. Ante el Villarreal hubo triple dosis, para asegurar que los blaugranas recuperaban el liderato de LaLiga. Una serie de agresiones y fueras de juego que desesperaron a los aficionados y jugadores del conjunto amarillo.

Dos rojas son las que tendría que haber repartido del colegiado, para Busquets y Piqué. El primero le soltó un manotazo en la cara a Fornals en un lance, una agresión más que evidente que sin embargo quedó impune. Está claro que el de Badia siempre es una víctima indefensa, y que no hace daño a una mosca. El discurso culé, que ha calado bien en el arbitraje.



También Piqué se apuntó a la moda de los manotazos: esta vez a su 'amigo' Gerard Moreno. El colegiado también dio barra libre al central blaugrana, que además marcó en un gol que tendría que haber sido anulado.

Y es que en la jugada del 1-0, Dembélé recibió en claro fuera de juego el balón de Busquets antes de colgar el esférico al área para el remate del defensa catalán. El árbitro se 'olvidó' de revisar el VAR e invalidar la jugada, otra acción lamentable que deja claro que ni la tecnología es suficiente para parar las ayuditas culés.

Ni el VAR puede con los favores arbitrales al Barça.


Deja tu Comentario