2018-12-03 18:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El motín del Hesperia: Así resolvió Núñez la rebelión del vestuario

El suceso que llevó a los jugadores del Barcelona al conocido como Motín del Hesperia, acabó provocando que Núñez fichase a Cruyff como técnico



El Motín del Hesperia fue uno de los momentos más duros de Núñez como presidente del Barcelona. Los jugadores de la plantilla culé, enfadados con el presidente, decidieron plantarse ante la prensa para mostrar su indignación. Sin embargo, su enfado no sirvió de nada más allá de enfadar a la afición, que les recibió con pitos el siguiente partido. Eso sí, para Núñez fue el momento de dar un golpe de efecto.

Dos días después del intento de revolución, el Barça recibió en el Camp Nou al Real Madrid, que ya era campeón de Liga y que fue recibido por los azulgranas con el preceptivo pasillo. La afición recibió con pitos a los suyos... y los despidió con aplausos, ya que, a pesar de las difíciles circunstancias, fueron capaces de doblegar al Real Madrid por 2-0.



Núñez responde al Motín del Hesperia con Cruyff

Acabada la temporada más surrealista de la historia del FC Barcelona, Josep Lluis Núñez no se desvió ni un milímetro de la dirección que quería tomar. Y las decisiones de calado fueron llegando una a una. La primera fue prescindir de Luis Aragonés, a quien no se le renovó el contrato a pesar de haber ganado la Copa del Rey y ser del agrado de los jugadores. Acto seguido se hizo oficial la llegada de Johan Cruyff que fue vista, como ya ocurriera como jugador en 1973, como la ‘gran salvación’ para el barcelonismo.

Cruyff lideró una revolución de la plantilla donde se dio la baja a catorce  jugadores ( Calderé, Urruti, Rojo, Clos, Manolo, Covelo, Pedraza, Gerardo, López López, Víctor Muñoz, Moratalla, Nayim, Schuster y Amarilla). En aquel verano del 88, el Barça solo conservó  una decena de jugadores: Zubizarreta, Migueli, Urbano, Robert, Julio Alberto, Salva, Cristóbal, Carrasco, Lineker y Alexanko. Por increible que pareciera, no fueron defenestrados dos de los grandes instigadores del Motín: Alexanco Zubizarreta. Dicisión de Cruyff.


Deja tu Comentario