2018-12-03 19:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El nuñismo y el cruyffismo se quedan huérfanos

La relación entre Núñez y Cruyff ha dividido la barcelonismo durante muchos años, a pesar de que sus figuras ya no están en el club



La relación entre Johann Cruyff y Josep Lluís Núñez ha marcado la historia social del barcelonismo. Desde su encuentro como técnico y presidente, el barcelonismo no volvió a ser lo mismo, dividido entre dos fervientes ideologías. El 4 de mayo de 1988, el Barça confirmaba oficialmente que Johan Cruyff, siendo el entrenador elegido por el presidente Núñez para resucitar a la plantilla tras el Motín del Hesperia.

Ocho años después, la relación no era la misma. A pesar de todos los éxitos logrados hasta entonces, el fuerte carácter de ambos hizo que todo saltase por lso aires. La relación entre Núñez y Cruyff llegó a un punto sin retorno. El equipo se había ido deteriorando, del ‘Dream Team’ apenas quedaba un dulce recuerdo y los últimos fichajes apadrinados por Cruyff habían ofrecido un rendimiento muy pobre. El divorcio era total entre ambos y eso dividió al barcelonismo. ¿Hasta hoy?



Cruyff y Núñez dejan 'huérfano' al barcelonismo

Todo explotó al final de la temporada 1995-96. El Barça había perdido la final de Copa ante el Atlético y pocos días después de quedarse sin opciones en la Liga, todos los detalles de la ruptura entre Cruyff y la directiva de Núñez salieron a relucir sin edulcorantes de por medio. Las críticas entre ambas partes fueron feroces. Eso dividió al aficionado del Barça entre los seguidores del técnico y los del presidente.

El Camp Nou se pronunció a favor del holandés y horas después, Núñez ofreció su versión: acusó a Cruyff de ser desleal, de negarse a hablar con la directiva, de organizar partidos amistosos en beneficio propio y de la sequía en el fútbol base. También se quejó de los privilegios de Jordi Cruyff. “Si alguien ha hecho algo para que Cruyff triunfe he sido yo”, remachó.   

Desde entonces, gran masa barcelonista se ha posicionado en un lado o en otro. Tras fallecer Cruyff en 2016, hoy se han quedado, uno y otro bando, sin su padre ideológico. Veremos qué doctrina ahora divide al barcelonismo.




Deja tu Comentario