2018-12-04 17:12 FC Barcelona Por: Redacción MB

Neymar hizo un mal negocio yéndose del Barça

Neymar no quedó ni entre los 10 primeros en la clasificación por el Balón de Oro



Una vez más queda demostrado que Neymar no hizo bien al irse del Barça. El brasileño no quedó ni entre los 10 primeros en la clasificación por el Balón de Oro que consiguió ayer Luka Modric.

Neymar acabó su participación en el premio en el número 12, después de que el año pasado, tras valorarse su última campaña en el Barça, acabara en el podio por detrás de Cristiano Ronaldo y Leo Messi.



Por lo tanto, Neymar ya sabe que si se fue del club blaugrana para ser el líder de un equipo TOP y poder conquistar el sueño de ganar el Balón de Oro, hizo mal, ya que a la sombra de Messi estaba más cerca de poder ganarlo que en el PSG, ya que por muchos millones que se hayan invertido en hacer el equipo, solo gana en Francia e internacionalmente queda apeado a las primeras de cambio de los grandes torneos.

Neymar, incluso, ha quedado muy lejos de su compañero Mbappé, que parece haberle comido la tortilla en cuanto a liderazgo del PSG se refiere.

Neymar recibió la pitada de su afición

Neymar sigue quemando etapas rumbo a su gran objetivo, que es regresar al Barça, y en la última noche de Champions logró dar un paso más: enfrentarse con la afición del PSG, como paso previo a que la hinchada del club parisino esté de acuerdo en vender al crack. Lo hizo en pleno partido de Champions, donde recibió una sonora pitada por parte de la grada del Parque de los Príncipes ante el Liverpool.



Pasada ya la hora de partido, y en un lance del juego en plena resistencia parisina con 2-1 en el marcador el crack brasileño se dirigió a la grada y levantó los brazos de forma brusca, quejándose a la hinchada justo después de abuchearle. Fue entonces cuando le mandaron un balón al crack, que no vio por estar encarado con el público, lo que provocó una sonora pitada contra el jugador.

A pesar de esta disputa interna, el club francés logró la victoria, con gol del brasileño además, si bien su relación con el club se está deteriorando a marchas forzadas, y se acerca claramente de nuevo al Barça.

Mientras tanto, en el Camp Nou siguen muy pendientes de las posibilidades de reincorporar al crack, después de que el vestuario haya mostrado su predisposición a que regrese.


Deja tu Comentario