2018-12-06 16:12 FC Barcelona Por: Redacción MB

Pelé se harta del cuento de Neymar

Pelé ha hablado de Neymar y del rendimiento que está ofreciendo en el PSG siendo muy crítico



Pelé, considerado el mejor jugador de la historia, ha hablado sobre el rendimiento de su compatriota Neymar en el PSG, del que ha sido muy crítico por todo lo que hace sobre el terreno de juego.



El futbolista de la mejor selección brasileña de todos los tiempos ha afirmado que “se hace difícil defenderlo por todas esas cosas que hace, además de jugar al fútbol”, dándole un palo muy duro por no centrarse exclusivamente en lo que tiene que hacer, jugar al fútbol.

Además ha dicho que le ha intentado dar consejos alguna vez, pero que Neymar no le hace caso: “Tuvo mala suerte porque la selección no ganó el Mundial y él quedó marcado. Estuve dos veces con él en Europa, conversamos y le expliqué que tiene un gran talento, que Dios le dio un gran don del fútbol, pero que muchas veces es él quien complica todo”.



Las razones por las que no debe volver al Barça

Mucho se ha hablado de la posibilidad de que Neymar pueda finalmente volver al Barça este verano. Desde la admisión de su propio error yéndose al PSG hasta la predisposición del Barça a recuperarle cuando termine esta temporada. Nada más lejos de la realidad, todo un 'muro' de razones separan estos supuestos planes del escenario más probable en su caso.

Y este es que no regrese al club blaugrana. De hecho, hay cinco motivos de peso que el periodista Xavier Bosch ha explicado en 'Mundo Deportivo' para ilustrar que el '10' del Paris Saint-Germain no volverá al Camp Nou como azulgrana. El primero es su falta de empatía con el club culé, tal y como demostró con su marcha, fría y como una puñalada en la espalda.

Tampoco lo arregló con su querella con el club por la prima de fichaje, que todavía no ha retirado y que hubiera sido mejor, para su objetivo de regresar, que no la hubiese presentado nunca. Menos puntos para volver.

Su rendimiento, aunque destacable, no fue el de un crack a la altura de Messi: en cuatro años demostró una calidad extraordinaria, aunque apenas llegó a cargarse el equipo a la espalda en algunas ocasiones, objetivo por el que llegó a Barcelona, como heredero natural del argentino. Además, ahora está Dembélé, llamado a ocupar su posición y que últimamente muestra buenos números.

Por si no fuera suficiente, la negativa de Al-Khelaïfi a vender cualquiera de sus estrellas -sólo hace falta ver el caso Rabiot- es el motivo que falta para tachar a Neymar de la lista de futuribles.