2018-12-14 12:12 FC Barcelona Por: Fede Peris

El quinto mejor jugador del mundo convierte en un pelele al Balón de Oro

Modric no ha sumado en toda su carrera los méritos que hizo Messi en Cornellà y Wembley en el último mes.



Después de la tontería del Balón de Oro, los desprecios de Maradona y los desvaríos del celoso anciano Pelé, Leo Messi ha tenido respuesta para todos. También para los besugos que cierran los ojos y sueñan con que, huido Cristiano Ronaldo, el mejor del mundo es un tal Modric que por no ser no es ni el mejor de su equipo, ese que va a remolque del Barça a cinco puntos y que concluyó la Liga anterior tercero y a 17 puntos del campeón, el Barça, naturalmente. Todo eso en 2018.

El quinto mejor del mundo... porque estuvo mal en Roma

Y es que lo que se valora en los premios individuales es el rendimiento durante todo el año. Y Messi, una vez más, ha sido el mejor. Aunque no se lo reconozcan los babosos de la Caverna de Florentino. ¿Que no estuvo bien en Roma? Cierto. ¿Que no brilló en el Mundial? Cierto. Pero no existe en este mundo un futbolista que se haya acercado al nivel habitual de Messi durante 2018... mal que les pese a los flautistas de Florentino Pérez.



Después de ver a Messi en Cornellà, después de verle en Wembley y de disfrutar de su temporada, en la misma línea que las trece temporadas anteriores, uno se pregunta cómo deben ser los cuatro jugadores que han sido mejores que él durante 2018.

¿Qué ha hecho Modric para ser el mejor? ¿Ser sustituido por su entrenador?

Y sobre todo, ¿qué ha hecho Modric para ser el mejor? 20 horas después de que Messi asombrara al mundo con su magia, Modric ha hecho el ridículo una vez más con el Real Madrid en Huesca. Tan mal lo ha hecho que su entrenador lo ha sacado del campo para proteger la victoria de su equipo. Modric es titular en el Real Madrid porque el marketing obliga, y no por sus méritos. 

Dicen que el Mundial le ha agotado física y mentalmente (¡vaya Balón de Oro que se agota en siete partidos!). Lo cierto es que el premio del Balón de Oro se otorga por los méritos contraídos durante todo un año y la segunda mitad de 2018 de Modric es calamitosa. ¿Y en la primera mitad qué hizo? Quedar a 17 puntos del Barça sin destacar, perder la Copa sin destacar y ganar la Champions League sin destacar. Y luego perder el Mundial sin destacar.



Modric le debe el Balón de Oro a los árbitros y a Karius

Modric sólo supera a Messi en el trato que su equipo recibe de los árbitros. Messi tuvo una mala noche en Roma y el Barça perdió la Champions y él el Balón de Oro. Modric tuvo una mala noche en el Real Madrid-Juventus y el árbitro sacó a su equipo del atolladero en el último minuto. Modric tuvo dos malas noches ante el Bayern y el árbitro lo resolvió. Y Karius tuvo una mala noche en la final de la Champions y Modric, sin comerlo ni beberlo, se proclamó campeón de Europa. Por tanto, es el mejor. ¡Menuda charlotada el Balón de Oro, en donde se registran los votos de periodistas que no han votado y de medios que no existen!

¿En qué partido exactamente hizo Modric algo excepcional?

Lo que le vimos a Messi en Cornellà, hecho por Modric sería excepcional -porque no sabe hacerlo- y la propaganda madridista lo elevaría a los altares. Pero si lo hace Messi no tiene valor, porque en él es lo normal, lo de siempre. Es una manera de aceptar que lo que hace Messi está muy, pero que muy lejos, de las posibilidades del resto de los humanos.

Hablando de aparatos de propaganda, hasta Marca sale en contra de Messi porque falló en Roma y falló en el Mundial. ¿Y Modric? ¿Dónde estuvo fino? ¿En qué partido exactamente?  ¿Hubo algún partido durante 2018 en el que Modric hiciera algo excepcional? ¿Algo que no sea capaz de hacer el quinto mejor futbolista del mundo? Se juzga al mejor del año, no al peor en tres partidos. Y es que Messi es capaz de hacer en un partido más méritos que Modric en toda la temporada. Especialmente este Modric que da pena verlo jugar en los cinco últimos meses.

Mientras Messi se sale, Modric es prescindible en el Real Madrid

La jornada de hoy lo dice todo: Messi se sale; Modric, sustituido y prescindible. El Barça de Messi, sublime en Cornellà; el Madrid de Modric, sufriendo hasta el último segundo para ganar al colista.

Leído en twitter: "En 2018 Modric ha jugado 43 partidos de liga, 2 de copa, 10 de Champions, 7 de Mundial y uno de Supercopa. He sumado sus picas del AS en esos 62 partidos. Y me sale una valoración de 1,67 sobre 3 (un 5,6 sobre 10). Su Mundial emocionó pero no sé si tanto como para Balón de Oro". Pues eso.

Otro tuit sobre el Balón de Oro de Modric:

¿El que más goles hizo? NO
¿El que más asistencias dio? NO
¿El que más ocasiones creó? NO
¿El que más títulos ganó? NO
¿El mejor jugador? NO
¿El mejor del Madrid? NO
¿El mejor de Croacia? NO
¿El que dijo Florentino? SI

Lo mismo sirve para Thibout Courtois, que se ha convertido en el mejor portero del mundo justo después de fichar por el Real Madrid. Sus números con Chelsea, Real Madrid y Bélgica durante 2018: 41 partidos, 52 goles. No son precisamente registros de porterazo, y defendiendo la portería de tres grandes equipos.

Messi inventa y Modric se asusta
 


Deja tu Comentario