2018-12-11 17:12 FC Barcelona Por: Redacción MB

Valverde se ofrece a despertar a Dembélé cada mañana

Ernesto Valverde ha dicho que si hace falta irá todas las mañana a despertar a Dembélé



Aunque no es un tema que haya que tomárselo a risas, Valverde y el Barça han preferido solucionarlo de puertas para adentro y han dado una visión más amable al exterior. Por eso, Valverde se ha ofrecido de cara al público a despertar cada mañana, si hace falta a Dembélé. Eso sí, lo ha hecho entre risas, mostrando la ironía, algo que también ha hecho gracia al propio jugador quien ha rechazado ese ofrecimiento, ya que ha manifestado a su técnico, al club y al resto de sus compañeros que no va a volver a pasar.

No obstante, Dembélé sabe que está en el ojo del huracán y ha querido restarle importancia fuera del club, como por ejemplo dándole a me gusta en redes sociales a infinidad de memes con el caso.



Algunos periodistas también escribieron en sus perfiles personales de Twitter sobre su falta de disciplina, y el propio Dembélé dio diferentes ‘likes’, como al de Gerard Romero de RAC1: "Es un jugadorazo, puede llegar donde quiera. Ayer, el mejor de todos los tiempos lo elogia, lo cuida... y ¿horas después? Se duerme".

Dembélé es el tema de conversación en el vestuario

Osumane Dembélé parece haberle cogido la medida al Barça sobre el terreno de juego con actuaciones portentosas, como la de anoche en Cornellà, pero fuera del juego sigue teniendo problemas y muestra serias dificultades para someterse a la disciplina del grupo. El domingo Valverde había convocado un entrenamiento a las once y Dembélé se presentó... ¡a la una!

Dembélé estropeó el buen sabor de boca que dejó en el derbi barcelonés anotando un gol de bandera y jugando uno de sus mejores partidos desde que está en el Barça. Pero volvió a llegar tarde a un entrenamiento. 



No pasaría nada si fuera un hecho excepcional. Su problema es que es reincidente. Dembélé se ha disculpado ante Ernesto Valverde y sus compañeros y ha ofrecido como argumento que se ha tratado de un despiste. Aunque en realidad lo único que ha pasado es que, como ya es habitual en él, se ha quedado dormido.

Hay que recordar que el 8 de noviembre no se presentó a un entrenamiento. El club intentó localizarle de forma infructuosa y hora y media después de iniciada la sesión, Dembélé llamó al club diciendo que tenía gastroenteritis. Un médico del club acudió a su casa sin notarle nada raro, aunque no pasó por alto que su domicilio estaba a oscuras, con todas las persianas bajadas, y que con el había un grupo de sis amigos velándole en su casa.

Entonces el club no le sancionó, pero Valverde le apartó de la alineación titular. Hoy, al menos, ha acabado presentándose en la Ciutat Esportiva y ha llegado a entrenarse con Ter Stegen, Busquets, Rakitic, Semedo, Alba o Vidal.


Deja tu Comentario