2018-12-12 18:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Toda la verdad sobre la renuncia del Barça a jugar en Miami

El Barcelona ha reculado ante la oposición de la RFEF al partido en Miami por una simple pero poderosa razón



El partido entre Girona y Barça que se debía jugar en Miami parece que no acabará produciéndose. Por mucho que lo han intentado ambos clubes y la propia LFP, finalmente la negativa de la Federación presidida por Rubiales parece que se saldrá con la suya. En todo este asunto, el Barça dio su brazo a torcer hace unos días de forma sorprendente.

El Barcelona, que anteriormente había mostrado su postura favorable a viajar a Miami para jugar el partido, luego se echó atrás. Más allá de los motviso que pudieran llevar a ese cambio de estrategia, la realidad es muy concreta y simple. Según fuentes conocedoras del caso, el Barça cambió de opinión por la suma de diversos motivos.



El Barcelona no quiere enfadar a los árbitros

Más allá de que dentro del vestuario había jugadores, como Busquets y Sergi Roberto, que apoyaban las teorías de AFE de no aceptar (el sindicato amenazó con la huelga) o de que Rubiales tirará por al vía judicial, Bartomeu tenía una cosa clara: mejor no quedar a malas con la RFEF. En el club azulgrana saben que más vale no ponerse a malas con la organización que, si bien no gestiona el campeonato de Liga, sí es quien reparte los arbitrajes.

La Federación es quien maneja todo el estamento arbitral y el club ha preferido no ir demasiado lejos en este asunto de Miami temiendo represalias en ese aspecto. LaLiga ya no intentará convencer al Barça ni tiene un plan B para esta temporada. Ya trabaja en la siguiente. La patronal no tendrá ninguna penalización por parte de Relevent (la compañía organizadora): no hay cláusula sancionadora, al igual que el Barça tampoco será castigado por deshacer un pacto voluntario.


Deja tu Comentario