2018-12-14 08:12 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El insulto de Isco al Bernabéu le deja sentenciado

El Bernabéu ha sentenciado a Isco tras el insulto del jugador a la afición.



Isco Alarcón está más fuera que nunca del Santiago Bernabéu. Su insulto a la afición merengue ha hecho evidente un problema que arrastraba desde el principio del curso: no sólo está en un mal estado de forma, sino que ya no es ni siquiera un jugador importante en el Real Madrid. Sus enfados y numeritos no son más que la punta del iceberg de un problema que le ha sentenciado.

Los datos ayudan a comprender la dimensión de su ostracismo: ha pasado de jugar el 70% de los minutos con Lopetegui a apenas el 23% desde que Solari está al mando, una cifra inferior a la mitad. Todo tiene relación y lo primero fue su baja forma, que convenció al técnico argentino de que había mejores opciones para completar su centro del campo en los partidos importantes.



El insulto de Isco, la puntilla para su salida.

Su actitud en sus suplencias no ha sido buena, sino al contrario: ha alimentado las polémicas con fotos, comentarios y demás para avivar el fuego. Para terminar de agravar el problema, su relación con los pesos pesados del vestuario no es del todo buena, por lo que no cuenta con apoyos en la plantilla blanca.

Esto ha propiciado desasosiegos como el del último encuentro blanco, donde llegó a insultar a la afición, un grave gesto que ni la propia hinchada ni mucho menos el club le han perdonado: ya está sentenciado.


Deja tu Comentario