2018-12-17 16:12 FC Barcelona Por: Redacción MB

El Lyon jugará sin su estrella en el partido de ida

El Olympique de Lyon se medirá al Barça en el próximo mes de febrero sin Fekir



Nabil Fekir, máxima estrella del Lyon, no estará en la ida de los octavos de final de la Champions League ante el Barça por sanción. La acumulación de tarjetas amarillas prohibe al futbolista francés, actual campeón del mundo con su país, poder presenciar el partido sobre el terreno de juego, aunque el equipo galo sigue siendo peligroso incluso sin él.

Y es que, con futbolistas como Traore o Depay, el Lyon pondrá en serio peligro al Barça, como ya ha demostrado en esta fase de grupos, donde ha estado muy cerca de quitarle el primer puesto al Manchester City de Guardiola con la victoria gala en el Etihad por 1-4.



Así, Fekir tendrá que ver a sus compañeros desde la grada de Gerland e intentar que no salgan muy mal parados para la vuelta en el Camp Nou, donde, salvo lesión, sí podrá jugar el francés, que tiene puesta la confianza en os dos futbolistas ya mencionados, así como en Mendy o Aouar.

La solución a los retrasos de Dembélé

Podemos estar ante el final del Problema Dembélé. El Barcelona ha tomado una contundente decisión para intentar que no se repitan los restrasos de Ousmanerecuperar a Dembélé para la causa. Además de su gran rendimiento sobre el césped, en el club no ha cambiado ni un ápice su opinión sobre la irresponsabilidad del francés y han tomado cartas en el asunto.

Conscientes de que el jugador no lo hace voluntariamente y que la gestión de multas millonarias no es suficiente, el Barça tomará la vía más práctica. Tienen muy claro que su vida es un desorden y que toca cambiar los hábitos. "No se entera", dicen sus compañeros sobre él. Así que lo la solución está en hacer que se entere.



El principal problema es su vida nocturna y no es que sea un aficionado a las salidas. Si Neymar se pasaba las noches en vela jugando al póker, a Dembélé le gustan los videojuegos y las series de televisión. Se queda enchufado a la pantalla hasta bien entrada la madrugada. Ese es su principal problema.

El domingo volvió a quedarse dormido y llegó dos horas tarde. En el club van a tomar medidas. Una de ellas ha sido muy clara. Tiene prohibido apagar o dejar en silencio el móvil por la noche. Porque desde el club tienen pensado llamarle por la mañana ante cualquier riesgo de retraso. 


Deja tu Comentario