2018-12-18 13:12 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Pedrerol se humilla a sí mismo en su programa basura

A Josep Pedrerol se le ha visto el plumero con la rabia que no puede contener ante las lecciones de fútbol de Leo Messi partido tras partido, sean muy o poco importantes.



Así se ha presentado hoy Josep Pedrerol en Jugones, haciendo un ridículo clamoroso y recitando el guión que más le gusta a su amado Florentino, que también se llama Pérez. Cada gol de Messi le revuelve las tripas y el pobre está ya muy descompuesto y con el cagómetro en marcha porque esta Liga, de la mano de Messi, va camino de ser un calco de la anterior, y como este año no aparezca el árbitro del penalti de Benatia u otro portero como Karius dispuesto a colaborar con la causa, se va a tener que comer con patatas todos sus asquerosos yu nauseabundos desprecios a Leo Messi. Porque producen asco. Pero aún así, llegado el caso ya se inventará algo para tirar mierda contra Messi, su auténtica especialidad. 

El editorial basura de Pedrerol en Jugones

De cualquier forma, hay que admitir que tiene su punto divertido e hilarante verle esforzándose para colarnos las trolas que se ha preparado contra Messi. Así ha sido su editorial de hoy en Jugones:



"Vaya partido, Messi. Qué espectáculo ante el Levante. Ahora...¿Qué te queda? La Champions. ¡Qué grande eres, Leo. Deslumbras en la Liga, haces cosas increíbles. Cosas que sólo tú sabes hacer, pero ¿qué pasa con la Champions? Llevas tres años sin pasar de cuartos de final. Y eso marca, te penaliza. Los grandes lo son ante el Levante, pero también ante la Roma. Es una delicia verte jugar. Somos afortunados de tenerte en nuestra Liga, y ayer diste otra lección. Enhorabuena Messi, gracias por tanto. Pero, ojo. El Balón de Oro no se gana con tres goles al Levante o dos al Espanyol. Se gana conquistando la Champions y haciendo un buen Mundial. Pero eso no hace falta que te lo diga yo. Eso tú ya lo sabes".

Cómete la envidia, Pedrerol

Pues si no hace falta, cállate, Pedrerol. Y cómete la envidia que le produce a tu amado Pérez no haber podido tener jamás en su equipo al mejor, y no por no haberlo intentado. No hace falta que te lo diga yo. Ya lo sabes tú. Y cuando te dirijas a Messi, llámale de usted. Porque Messi no es un Vinicius de pacotilla cualquiera al que se le pueda menospreciar. No es un Robinho de esos al que encumbráis a Balón de Oro en su tercer partido y luego nunca más se supo. Lo de Messi no es una moda pasajera. Viene de lejos y la huella quedará para siempre. La llevarás marcada toda tu vida, Pedrerol, mientras tu consentido sigue dando empujones, humillando al Madrid a distancia y ejerciendo de chulo playa allí a donde va. Sucede que cuando lo tenías delante no querías enterarte.

Modric no necesita hacerle un hat trick al Levante para ganar el Balón de Oro

Pedrerol ya no engaña a nadie con sus halagos a Messi para recordarle que es un crack de andar por casa. Que no se diga. Le he dicho que es muy bueno, pero que un hat trick al Levante no da un Balón de Oro a nadie. Lo sabe muy bien Pedrerol. Hace falta otra cosa que en el Bernabéu conocen muy bien. Por eso antes ganaba Cristiano Ronaldo cuando estaba en el Real Madrid. Y ahora que no está, otro. Cualquiera. Modric mismo. Pero del Real Madrid. Este no mete hat tricks ni al Levante ni a nadie. Y el pobre da mucha pena verlo jugar y ver cómo hacer jugar a su equipo. Se ve que se cansó mucho en ese Mundial que no ganó. Y ahora, a hacer el ridículo partido tras partido. Y a rebufo del Barça, como casi siempre.



Modric ha ganado los mismos Mundiales que Messi

Claro, Modric ganó la Champions sin hacer nada especial. ¿Y qué se premia? ¿Al equipo que gana la Champions o al jugador que ha demostrado ser el mejor individualmente?  A Pedrerol se le revuelven las tripas cada vez que ve a Messi hacer magia, que es casi siempre. A ver cómo lo explico yo para que no se enfade Florentino Pérez. Y hoy en Jugones ha optado por ningunear al mejor futbolista del planeta. Gane o no gane el Mundial. En este caso, Messi está empatado a Mundiales con Modric. Y con Di Stéfano. Y con Cruyff. Tampoco ha ganado Modric más Champions que Messi, que será recordado cuando ya no esté como el más grande. Y a Modric lo recordaremos como a Cannavaro y algún otro que también fueron reconocidos como los mejores sin serlo.

Messi "sólo" ha ganado cuatro Champions League y cinco Balones de Oro. ¿Qué pretenderá explicarle Josep Pedrerol? ¿Alguna lección? ¿Qué sabrá Pedrerol que no sepa Messi? ¿O le parecerán pocas cuatro Champions League, y en varias de ellas pasándole por encima al Real Madrid y a Mourinho? Seguramente para Pedrerol sólo cuentan las Champions del Real Madrid, esas que se ganan bajo la sombra de la sospecha mientras él mira a otro lado y silba.

Abusar del Madrid con una manita no tiene mérito 

Lo más cómico de este tribulete envidioso, resabiado y servicial es que, según dijo en su otro programa, el gallinero de El Chiringuito (con el nombre paga), “también se valora que los mejores del mundo aparezcan en los partidos más importantes del año. Y en esa parte, en los últimos años, Messi no ha estado”. Se entiende que cuando Messi ha liderado las goleadas humillantes del Barça al Real Madrid en los últimos años (unas cuantas y sin respuesta del otro bando), no se trataba de partidos importantes. Por la boca muere el pez. ¿El Madrid de Pérez ha caído tan bajo que Pedrerol ya no considera importante meterle una manita? ¿O el clásico sólo es importante si el que pierde es el Barça? ¿O quizá sacarle 17 puntos al Real Madrid carece de mérito? ¿Deberá preocuparse a partir de ahora el Barça del Atlético porque sus duelos ante rivales como el Real Madrid no puntúan en el Balón de Oro?

Youtube retrata la credibilidad de este peón útil del poder blanco

Es tan patético el papel de fiel vocero de su amo que ejerce Josep Pedrerol que en El Chiringuito se atrevió a decir: “creo más en los jugadores que se lo trabajan, que en los jugadores que son buenos porque la naturaleza les ha dado el don. Cristiano Ronaldo, me ha ganado porque es un jugador peor que Messi, pero consiguió igualarlo y superarle. Yo creo mucho en el trabajo y valoro mucho más el trabajo que lo que sale de la naturaleza. Yo alabo a los que trabajan más para conseguir ser los mejores. Por eso me gusta más Cristiano”.

Claro que sí, y de paso que Messi pida perdón porque sin esfuerzo es el mejor futbolista de la historia. Se ve que Messi no trabaja, sólo se aprovecha de su don. Y será por eso que lleva trece años siendo el mejor. Es la constatación de que las uvas están muy altas, la zorra no las alcanza y las desprecia porque están verdes. Ya vimos con Neymar que, en función de si fichaba por el Real Madrid o por el Barça, era un fenómeno o un payasete provocador. La videoteca y youtube dejan retratada la credibilidad de este peón útil al servicio del poder blanco. 

Pedrerol, se te ve el plumero

Y cuanto más se esfuerza en negar la evidencia, más patético y humillante parece su papelón justificando lo injustificable. Ya lo sabe Messi, el Balón de Oro no se gana metiéndole tres goles al Levante, ni siendo pichichi, Bota de Oro y mejor asistente de Europa. Lo que tiene que hacer es lo mismo que Modric: el ridículo. A cinco o a 17 puntos del mejor de la historia.

Lo más divertido de todo es que para este periodista aficionado a la violencia y defensor del mal fútbol, Jose Mourinho hizo un grandísimo papel en sus tres años en el Bernabéu sin ganar la Champions. ¿En qué quedamos? ¿Se puede hacer un buen trabajo ganando una Liga, una Copa y cero Champions en tres años? Si es Messi no. Si es Mourinho si.

Ay, Pedrerol, cada vez se te ve más el plumero. 

 


Deja tu Comentario