2018-12-20 18:12 Leo Messi Por: Redacción MB

Modric no tiene la conciencia tranquila: "Nadie me ha regalado nada"

Luka Modric volvió a hacer mención a sus premios individuales que no ha merecido



Los galardones individuales de este 2018 van a ser recordados para siempre. Modric ha sido el ganador en todos ellos, aunque hasta el propio croata sabe que no los merecía, ya que si fueran justos estos premios, deberían haber sido para Leo Messi.

Por eso el jugador del Madrid sigue dándole vueltas a todo lo que ha cosechado y sigue hablando de sus premios. En relación a ellos ha comentado que "todos los reconocimientos, como el FIFA World Player o el Balón de Oro, saben mejor cuando eres consciente de que nadie te ha regalado nada. A mí nadie me ha regalado nada, todo lo he conseguido a base de trabajar", dejando claro que no tiene la conciencia tranquila por saber que no es el jugador más meritorio para cosechar estos premios.



Además, volvió a hacer mención a que en el fútbol no cuentan solo los goles, como intentando excusarse por haber ganado el Balón de Oro: "Solo entonces otros se han dado cuenta de que el fútbol no es solo goles, goles y goles".

Sin duda, estos premios están dando mucho que hablar, y ni siquiera el ganador da por zanjada la polémica.

Modric es el líder de un equipo descabezado que produce pena

Es lo que tiene el quinto mejor jugador del mundo (Messi). No es el mejor. Sólo el quinto. Cuando la cosa se pone chunga, le da un gol hecho a Suárez para abrir el marcador y anota el 0-2, el 0-3 y el 0-4 como la semana pasada. Y luego le sirve a Piqué el 0-5. Es decir, hat trick y dos asistencias. Messi intervino en los cinco goles del Barça. Ese es Messi. Hat trick, y sin penaltis, como suele pasar el chulillo portugués.



Pero el mejor jugador del mundo es ese Luka Modric que produce pena y lástima cada vez que juega. Es el abanderado del cuarto clasificado que va a cinco puntos del líder incuestionable Barça. Es el líder de ese equipo descabezado y sin referente desde que Cristiano Ronaldo les dejó tirados. Ese jugador que da pena y que es incapaz de conducir al Real Madrid por la senda del buen juego y los triunfos, es el mejor jugador del mundo. En cambio, Messi no. Sólo es el quinto.

Leo Messi no. Tuvo una mala noche en Roma y por eso no puede ser el mejor. El otro, tiene una mala noche cada partido que juega, pero llegó a la final del Mundial y ganó la Champions graicas al penalti de Benatia, a los penaltis que no le señalaron al Bayern y sobre todo gracias a la noche aciaga de Karius en la final. Eso es suficiente para considerar a un monigote como Modric como el mejor del mundo.


Deja tu Comentario