2019-01-08 09:01 Fichajes Por: Ricard Cardona

Florentino da a Brahim tratamiento de crack con una cláusula brutal

La cláusula que figura en el nuevo contrato de Brahim Díaz es brutal.



La apuesta de Florentino por Brahim Díaz va muy en serio. Ya lo demostró el presidente del Real Madrid cuando decidió pagar 15 millones de euros fijos y otros 5 en variables por un jugador sin minutos en el Manchester City y que terminaba contrato con el club 'skyblue' al final de la temporada. Sin embargo, la confianza del mandatario en el extremo se ve reflejada en la brutal cláusula de rescisión que figura en su contrato.



El que quiera llevarse a Brahim sin negociar con el Real Madrid, previo acuerdo con el jugador, deberá desembolsar nada menos que 750 millones de euros, una cláusula de auténtico crack que Florentino le ha puesto a su nueva estrella con confianza de que será uno de los mejores jugadores del mundo en un futuro no muy lejano. Además, su contrato terminará en 2025, por lo que queda bien 'atado' a la entidad blanca.

750 'kilos': la brutal cláusula de Brahim.

De hecho, la cláusula del español supera a la de otros jugadores merengues mucho más cotizados en el mercado, como es el caso de Isco Alarcón o de Marco Asensio, cuya libertad está tasada en 700 millones, 50 menos que la del joven delantero.



Así, el club blanco se ahorra jaquecas sobre rumores e interés de otros equipos, para que Brahim sólo pueda concentrarse en el que ha dicho que es su gran sueño: triunfar con la camiseta del Real Madrid.