2019-01-12 17:01 FC Barcelona Por: Fede Peris

Florentino se ha especializado en presentar a bodrios

La nueva incorporación de Brahim acrecienta más la nefasta política de fichajes del Madrid



Una vez más el Madrid vuelve a quedar en ridículo en tema de fichajes. Tras la pésima dinámica del equipo que está a 10 puntos del líder (el Barça) en LaLiga, Florentino ha querido devolver la ilusión presentando a un futbolista de tan solo 19 años y que apenas tiene experiencia en el fútbol de élite.

Y nadie duda de la calidad de Brahim, pero lo cierto es que Florentino se está convirtiendo en todo un especialista en presentar bodrios que apenas han ganado ni demostrado nada, y que por contra han costado mucho dinero al Madrid.



Brahim tan solo es el último de una larga lista. El malagueño ha fichado por valor de 15 millones de euros que irán directos al banquillo muy presumiblemente.

Pero otros han venido antes:

  • Lunin: Costó 8 millones y ni siquiera tiene ficha con el Madrid, ya que está cedido (sin ser titular) en el Leganés.
  • Mariano no tiene ninguna oportunidad con Solari. El hispano-dominicano costó 22 millones de euros.
  • Odriozola tampoco goza de demasiadas ocasiones de demostrar su valía, ya que Carvajal es el titular en la banda derecha.

Brahim fue rechazado por el Barça

Florentino Pérez ha presentado a Brahim Díaz como nuevo futbolista del Real Madrid. Un fichaje para tapar un nuevo ridículo en Liga ante la Real Sociedad. Sin embargo, la realidad es que el fichaje del Madrid por Brahim no ilusiona ni al más optimista del Bernabéu. De hecho, el caso es que Brahim fue ofrecido antes el Barça y fue rechazado.



Brahim llega procedente del Manchester City después de negarse a ampliar su vínculo con los ingleses más allá de 2019. “Tuve tres propuestas sobre la mesa: en todas ellas estaba venir al Real Madrid”, dijo Brahim cuando tomó la palabra en su presentación. Una mentira muy del ADN Blanco. La realidad es que el representante de Brahim Diaz no es otro que Pere Guardiola, hermano del técnico citizen.

Como no podía ser de otro modo, consciente de que Brahim quería salir de Manchester sí o sí, Pep primero intentó ponerse en contacto con el Barça por si estaban interesados. Tanto Pere como Pep guardan buena relación con algunos responsables deportivos del Barça y quisieron tantear la situación. Pep prefería que viniera a Barcelona antes que a Madrid.

Sin embargo, Ernesto Valverde y algunos responsables de la secretaría técnica no veían necesaria la llegada del malagueño. Tras el "No" culé, el Madrid, necesitado de nuevas cortinas de humo, acudió a él con 15 millones (a pesar de que acaba contrato en junio) y se lo llevó con un lazo puesto de la mano de Guardiola, Pere y Pep.


Deja tu Comentario