2019-01-09 18:01 Real Madrid Por: Redacción MB

La única condición que puso Brahim para fichar por el Real Madrid

Brahim ha firmado por el Real Madrid con una condición esencial para su futuro



La llegada de Brahim Díaz al Real Madrid ha despertado la ilusión después de un inicio de año 2019 un tanto nefasto. El jugador malagueño, procedente del City, trae consigo muchas habilidades futbolísticas que espera desarrollar en el Madrid, aunque también puso una condición esencial para finalizar su fichaje.

Y esa condición era que su llegada no estuviese condicionada a pasar por el Real Madrid Castilla. Brahim es un futbolista que aunque no ha tenido muchas oportunidades en la élite, era muy sonado por muchos grandes clubes, y eligió el Madrid por ser madridista y por tener la oportunidad de jugar en el mejor equipo del mundo y auténtico rey de la Champions.



Por eso no le importa tener que esperar para coger su sitio en el equipo, pero tiene muy claro que quiere pertenecer a las filas de la primera plantilla desde el inicio y que no tenga que jugar con el filial.

Además, podría debutar incluso en el partido copero de esta jornada ante el Leganés para que vaya cogiendo el ritmo del equipo.

750 'kilos': la brutal cláusula de Brahim.

La apuesta de Florentino por Brahim Díaz va muy en serio. Ya lo demostró el presidente del Real Madrid cuando decidió pagar 15 millones de euros fijos y otros 5 en variables por un jugador sin minutos en el Manchester City y que terminaba contrato con el club 'skyblue' al final de la temporada. Sin embargo, la confianza del mandatario en el extremo se ve reflejada en la brutal cláusula de rescisión que figura en su contrato.



El que quiera llevarse a Brahim sin negociar con el Real Madrid, previo acuerdo con el jugador, deberá desembolsar nada menos que 750 millones de euros, una cláusula de auténtico crack que Florentino le ha puesto a su nueva estrella con confianza de que será uno de los mejores jugadores del mundo en un futuro no muy lejano. Además, su contrato terminará en 2025, por lo que queda bien 'atado' a la entidad blanca.

De hecho, la cláusula del español supera a la de otros jugadores merengues mucho más cotizados en el mercado, como es el caso de Isco Alarcón o de Marco Asensio, cuya libertad está tasada en 700 millones, 50 menos que la del joven delantero.

Así, el club blanco se ahorra jaquecas sobre rumores e interés de otros equipos, para que Brahim sólo pueda concentrarse en el que ha dicho que es su gran sueño: triunfar con la camiseta del Real Madrid.


Deja tu Comentario