2019-01-11 17:01 FC Barcelona Por: Redacción MB

Los 4 señalados en el pobre Levante-Barça de Copa

El Barça perdió dejando una mala imagen ante el Levante en Copa



El Barça cayó ayer con una mala imagen en el Ciutat de Valencia ante el Levante, con una primera parte en la que se puso 2-0 y que el equipo de Valverde no supo reaccionar ante un buen equipo rival.



Pero ese partido dejó cuatro señalados totalmente. Aunque dos de ellos son canteranos y se les puede exculpar un poco. Se trata de Miranda y Chumi. Los dos defensas se mostraron muy flojos y no gustaron nada a la afición ni al entrenador, aunque en general la línea de 4 defensas no estuvo muy acertada en ningún caso.

Más allá de los dos canteranos, hay otros dos nombres propios: Malcom y Coutinho. Los dos brasileños volvieron a no demostrar que estén en condiciones óptimas para disputar un puesto en el once de Valverde.



Malcom, que costó 42 millones todavía sigue sin aparecer y ya ni se le espera, ya que su calidad parece que no está a la altura del equipo. Por contra, el problema de Coutinho no es de calidad, sino de actitud, ya que el brasileño parece que no termina de convencer en ningún aspecto.

Coutinho vuelve a decepcionar

Hoy tocaba rotaciones y Valverde ha dejado fuera a Messi para darle la batuta del equipo a Coutinho, sin interferencias. Todo el equipo para él. Y Coutinho ha vuelto a fallar. Ni con Messi ni sin Messi. Coutinho no está dando el nivel que se esperaba de él cuando le fueron a buscar a Liverpool. Coutinho es mucho más que un comparsa y lo que estamos viendo es a un jugador vulgar, como cualquier otro, que ha perdido la titularidad y al que le va a costar recuperarla a pesar del pastón que costó incorporarle al Barça.

El Levante se ha adelantado en el marcador en el minuto 3, lo que da una idea de la concentración de los jugadores barcelonistas. Cabaco, solo en el área, aprovechó para elevarse sobre los demás y fusilar de cabeza el primer tanto con un salto majestuoso por encima de los despistados defensas barcelonistas. Cuando el Barça aún no se había repuesto del susto, llegó el segundo. Este por medio de Borja Mayoral en el minuto 18 cruzando un balón lejos del alcance de Cillessen y ganándole la partida a Murillo, que no ha estado fino en el día de su debut.