2019-01-18 16:01 Real Madrid Por: Redacción MB

Esta es la primera fricción entre Florentino y Solari

La relación entre Florentino Pérez y Solari empieza a deteriorarse por un motivo principal



Florentino Pérez ha ratificado en el cargo de entrenador en todo momento a Solari, al menos hasta el final de temporada, con lo que de puertas para afuera del club demostraba la total confianza que le tiene al argentino.

Pero ahora ha ocurrido un suceso que ha provocado la primera fricción entre ambos. Y es que Solari ya ha dicho en repetidas ocasiones que no quiere que Benzema se opere del dedo de su mano, que se lesionó el fin de semana ante el Betis. Y si acaba teniendo que pasar por el quirófano, como parece que ocurrirá, solicita un ‘9’ en este mercado de invierno, algo que no le hace mucha gracia al presidente.



Y es que, aunque parece que de momento Benzema no va a entrar en sala de operaciones, no se sabe cómo evolucionará y su entrada podría alejarlo de los terrenos de juego de 2 a 3 semanas. 

Además, la lesión de Mariano, que no termina nunca de recuperarse, provocaría que Solari se quedara sin delantero centro y Florentino no quiere acudir al mercado ahora en enero para fichar un jugador de esa posición, ya que maneja otras opciones para el verano, por lo que la batalla está servida.

Benzema jugará pero tendrá que operarse

En el Madrid están creciendo los enanos. A falta de pocos efectivos que están de baja, se le ha sumado la importantísima de Benzema, que es una pieza fundamental para Solari y que se ha confirmado que tendrá que pasar por el quirófano para tratar su lesión en la mano.



La ruptura de la falange del quinto dedo de la mano derecha que sufrió ante el Real Betis no es leve como se creyó en el primer momento, y el francés tiene que operarse, suponiendo una nueva baja para Solari que tendrá que jugar los próximos partidos sin el galo y sin Mariano, los únicos dos delanteros centro que tiene en la plantilla.

Por lo tanto, Solari tendrá que reestructurar alguna posición o alinear a Cristo, que ante el Betis ya jugó media parte.

Solari comentó que querían un método conservador para la recuperación de Benzema, aunque finalmente tendrá que operarse: "Con distintas características hay varios jugadores que pueden jugar ahí, pero otra cosa es que sean especialistas. El que tenemos es Karim y esperamos tenerlo el fin de semana".

El delantero se estima que esté alrededor de dos semanas de baja, y aunque será operado el domingo ya ha comunicado a su entrenador que quiere jugar este fin de semana ante el Sevilla y después encarar el proceso de recuperación.


Deja tu Comentario