2019-01-18 17:01 Real Madrid Por: Redacción MB

La RFEF la baila el agua al Barça y lo deja en los cuartos de la Copa

La resolución tras la alineación indebida de Chumi en el partido de ida de la Copa, ha sido favorable al equipo culé



Una vez más, el Barça vuelve a salirse con la suya. Tras cometer una grave infracción en el partido de ida de la Copa del Rey, donde se alineó de manera irregular a Chumi, después de que estuviera sancionado (igual que pasó hace unos años con Cheryshev en el Madrid), la jueza única Carmen Pérez, ha desestimado la denuncia del Levante, por lo que hace efectivo el resultado deportivo.

Y es que, dice la resolución, que la denuncia vino fuera de plazo, que tan solo son 2 días hábiles tras el partido, un plazo ridículo y que sería mucho más lógico que fuera muy superior, como sugirió Catalá del Levante, quien habló de unos plazos de hasta 3 años.



No obstante, la resolución ha sido favorable al Barça, cómo no, y seguirá avanzando rondas pase lo que pase en la competición, como viene haciendo en los últimos años.

La desestimación por estar fuera de plazo parece ridícula, ya que al cometerse una grave falta, no debe ser el denunciante el que pague por el suceso, sino el infractor, pero en este caso, y como casi siempre que está el Barça por en medio, el club culé se ha vuelto a salir con la suya.

La denuncia

Después de todo lo que se mofó todo el entorno culé con el famoso ‘caso Cheryshev’ cuando el Madrid visitó Cádiz y fue eliminado por alineación indebida del ruso, resulta que ahora es el Barça el que no ha hecho las cosas del todo bien.



Según ha informado el diario El Mundo, el Barça habría incurrido en esta grave falta en la ida de la Copa del Rey ante el Levante, donde aún así cayó derrotado y tendrá que remontar en el día de hoy.

Y es que Valverde alineó para ese partido a Chumi, jugador del filial culé que estaba sancionado con el Barça ‘B’ por acumulación de tarjetas. Y aunque el Barça defiende la legalidad de su alineación, lo cierto es que parece que sí se incurrió en ese delito deportivo, aunque desgraciadamente para los intereses del Levante no puede solicitar consecuencias porque ya estaría fuera de plazo.

Pero el artículo 56.3 del reglamento de la RFEF lo expresa claro:

"Cuando se trate de futbolistas que pudieran ser reglamentariamente alineados en otros equipos de la cadena del principal o en alguno de los equipos de un club patrocinador, el futbolista sancionado no podrá intervenir en ninguno de estos equipos o clubes, hasta que transcurra, en la categoría en la que se cometió dicha infracción, el número de jornadas a que haga méritos la sanción.

La regla contenida en el párrafo anterior no será de aplicación cuando se trate de sanciones impuestas como consecuencia de un partido de competición del 25 Campeonato de España / Copa de S.M. el Rey o de la Copa RFEF, o cuando el número de partidos de suspensión que se haya impuesto, exceda al número de partidos que resten por disputarse en el Campeonato Nacional de Liga en que se cometa la infracción, en cuyo caso las cumplirá con el equipo por el que esté inscrito. Si durante el tiempo que dure el cumplimiento de la sanción, el equipo en el que cometió la infracción, tuviera que disputar un menor número de encuentros que el equipo por el que está inscrito, cumplirá la sanción con el equipo por el que figura inscrito".

No obstante, ese plazo para denunciar acaba a las 14:00 horas del segundo día hábil tras el partido, por lo que el Barça, aun habiendo hecho alineación indebida, volverá a salir de rositas.


Deja tu Comentario