2019-01-25 16:01 Leo Messi Por: Redacción MB

Messi se indigna y también reclama que sigan buscando a Emiliano Sala

Messi ha mandado un mensaje de indignación ante la búsqueda de su compatriota Sala



Leo Messi está siguiendo muy de cerca todas las noticias que llegan sobre la desaparición de Emiliano Sala, que desde que salió de Nantes hace unos días no se ha vuelto a saber de él y se sospecha que el avión se precipitó al mar. Las autoridades inglesas afirman que la posibilidad de encontrar el cuerpo de Sala son nulas, por lo que se va a suspender el rastreo, lo que ha provocado que numerosas autoridades del mundo del fútbol y la familia del jugar se hayan mostrado muy indignados ante la situación, ya que no entienden cómo se puede dejar de buscar.



De hecho, el propio Messi ha mandado un mensaje a sus familiares y a las autoridades para que no se cancele la búsqueda, apelando a la esperanza: "Mientras haya posibilidades, un hilo de esperanza, les pedimos que por favor #NoDejenDeBuscar a Emiliano. Toda mi fuerza y apoyo a sus familiares y amigos".

No obstante, la Policía manifestó ayer que "hemos estado buscando de manera continuada cerca de 24 horas, con 80 horas combinadas de vuelo entre tres avionetas y cinco helicópteros".



Por su parte, el Cardiff, equipo en el que iba a jugar Sala, comunicó: "En estos tiempos de inmedible tristeza, nuestros pensamientos están con la familia y amigos de los hombres a bordo y con los aficionados del Nantes y del Cardiff".

El mensaje de Sala antes de desaparecer

Emiliano Sala dejó Nantes para jugar en el Cardiff a partir de este mismo mes de enero convirtiéndose en el jugador más caro de la historia del club inglés con un coste de 17 millones de euros. Pero cuando viajaba de la ciudad francesa a la inglesa en una avioneta para incorporarse de manera definitiva al equipo británico, su avión ha desaparecido del mapa y no hay ni una sola pista de lo que puede haber pasado.

A medida que pasan las horas, la posibilidad de encontrar el cuerpo con vida de Sala se agotan. Y justamente antes de que el avión desapareciera, el propio Sala envió un mensaje de audio en el que hacía notar su gran miedo por lo que estaba viviendo.

En ese audio, Emiliano decía: “Hermano estoy muerto. Estuve aquí en Nantes haciendo cosas, y cosas, y más cosas… y no termina nunca. Estoy aquí arriba del avión que parece que se está por caer a pedazos. Me estoy yendo para Cardiff que mañana por la tarde arrancamos a entrenar en el nuevo equipo, a ver qué pasa. ¿Cómo andan ustedes hermanitos, todo bien?”.

Y posteriormente, añadió: “Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van a mandar a alguien a buscarme porque no me van a encontrar, pero ya saben… papá qué miedo tengo”.

Todo un mensaje repleto de pánico ante una situación en la que el propio Sala sabía el destino que le esperaba.