2019-01-28 09:01 Real Madrid Por: Ricard Cardona

¡Otro robo del Barça! Los culés jugaron en Girona con el comodín del árbitro

Hasta dos penaltis se tragó el árbitro en Girona para cometer otro robo en favor del Barça.



Para que todo un culé como Eusebio Sacristán se queje como hizo en sala de prensa tras el Girona-Barça, las ayudas del árbitro que los culés recibieron tuvieron que ser escandalosas. Nada más lejos de la realidad, en Montilivi se cometió el enésimo robo a favor de los culés, que contaron una vez más con el comodín de los colegiados para salvar la papeleta.

Dejando de lado la injusta expulsión de Bernardo por doble amarilla, que terminó de encarrilar la victoria blaugrana en el segundo tiempo, González Fuertes perpetró un auténtico robo al 'comerse' hasta dos penaltis claros favorables a los locales, uno en cada parte. El primero fue un agarrón de Jordi Alba a Stuani, que se vio clarísimo cuando el uruguayo encaraba la portería rival para atajar un centro.



Los dos penaltis no señalados en Girona.

Ya en el segundo tiempo, en una mala salida aérea de Ter Stegen, Piqué tocó el balón con la mano al abrir el brazo de forma deliberada. En esta ocasión, ni el árbitro ni siquiera el VAR se molestaron en revisar la acción.

Con el Girona abatido e impotente, Messi se encargó de apuntillar a su rival con el 0-2 definitivo, que le salió a pedir de boca después de que el colegiado hiciera todo el trabajo previo.


Deja tu Comentario