2019-01-31 15:01 Real Madrid Por: Fede Peris

El Barça necesitó un atraco para seguir vivo en la Copa

Un nuevo atraco en el Camp Nou permitió al Barça remontar en Copa para seguir vivo.



En el Camp Nou pasó lo más típico y previsible tras el 2-0 en Sevilla: festín de goles, remontada... y atraco a los andaluces. Esta vez el 'robo' arbitral apenas se hizo esperar diez minutos, cuando el colegiado se comió un penalti inexistente sobre Leo Messi que aprovechó Coutinho para adelantar a los culés y darles esperanzas de remontada, así como hundir al conjunto hispalense.

En esta ocasión, ni siquiera hubo contacto: el argentino tropezó con su propio pie dentro del área rival, ante la presión de Promes. Para asombro del equipo visitante, Sánchez Martínez decretó pena máxima, aunque hizo revisar la acción en el VAR, que habría tenido que ver que no hubo infracción alguna por parte del jugador sevillista, sino que fue el mismo Messi quien se hizo un lío.



Para terminar de perpetrar el 'robo', el VAR ratificó la decisión del árbitro, que puso el primer ladrillo para la remontada del Barça. Por su parte, Messi completó su actuación festejando la decisión, lo que dice muy poco -o mucho, según como se mire- de su deportividad.

El árbitro le regala la remontada al Barça.


Deja tu Comentario