2019-01-31 17:01 Fichajes Por: Redacción MB

El globo de Brahim se desinfla: ¿Otro error de Florentino?

Brahim ha pasado de ser la ilusión blanca de este invierno a desinflarse



Brahim Díaz tenía la difícil papeleta de volver a ilusionar al madridismo tras un inicio de año 2019 nefasto. Su fichaje y debut en su primer partido en Copa ante el Leganés dejaron muy buenas sensaciones, pero la realidad es que el joven jugador que llegó del Manchester City no ha tenido las oportunidades que se esperaban por parte de Solari y parece que su globo comienza a desinflarse.



Brahim ha sido el descartado por el técnico argentino para medirse al Girona esta misma noche, ya que su poca dinámica de juego hace pensar a Solari que no va a ayudar al equipo en caso de que lo necesite.

Tan solo ha jugado 24 minutos desde que firmó y puede converitrse en otro error de Florentino Pérez, como Mariano al principio de la temporada, ya que son futbolistas que han llegado al equipo con unas expectativas que no han acabado por cumplir en ningún caso. 



No obstante, Brahim tiene mucho margen de mejora, y se confía en que poco a poco pueda ir entrando en los planes y su eclosión sea la que se espera de una promesa como la suya.

La relación entre Brahim e Isco Alarcón

Brahim Díaz ya es nuevo jugador del Real Madrid. En el Bernabéu, el mediapunta malagueño coincidirá con otro mediapunta malagueño e ídolo de su juventud. Hablamos de Isco Alarcón, futbolista del Real Madrid y cuyos orígenes tienen mucho en común con el recién llegado. Es por ello que para Brahim es todo un sueño cumplido compartir vestuario con Isco, aunque no esté en su mejor momento en madrid.

El origen de la admiración de Brahim por Isco se remonta a la temporada 2011/12, y el Málaga tenía al frente al jeque Al-Thani. Jugadores como Demichelis, Monreal, Toulalan, Cazorla, Joaquín, Van Nistelrooy o Isco llegaron a la disciplina blanquiazul y consiguieron un meritorio cuarto puesto en Liga que brindó al Málaga la posibilidad de disputar la siguiente edición de la Champions League.

Fue precisamente mientras el club hacía historia, cuando Brahim de 12 años y brillaba en La Academia, lo que le permitía hacer de recogepelotas en La Rosaleda. En aquel momento, Brahim admiraba a muchos, pero por encima de todos estaba la figura de Isco Alarcón. El de Arroyo de la Miel, con apenas 19 años, empezaba a deslumbrar al mundo del fútbol con el equipo de su ciudad. Y Brahim se veía reflejado en él, siendo ambos malagueños y jugando ambos por aquel entonces en el conjunto blanquiazul.

Ahora, los caprichos del fútbol hacen que ambos puedan compartir vestuario y compartir diabluras en el Bernabéu. Veremos si la llegada de Brahim estimula a un Isco en horas bajas en el Bernabéu.