2019-01-31 08:01 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Hubo un claro intento de robo arbitral al Barça

La mano negra intentó provocar un robo arbitral contra el Barça en plena remontada.



El Barça logró la remontada a base de esfuerzo y aciertos... muy a pesar de los intentos de algunos por impedir que así fuera. Y es que en el Camp Nou se sucedieron hasta dos intentos de robos arbitrales contra el conjunto de Valverde, que afortunadamente los culés pudieron sacar adelante aplastando a su rival para dejar sin ningún efecto la influencia de la 'mano negra', que tenía como objetivo privar al Barça de la lucha por el Triplete.

El primer 'robo' se dio en el penalti del que dispuso el Sevilla: cuando Roque Mesa recibió el balón para encarar la portería antes de que Piqué le agarrara, lo hizo en posición de fuera de juego, algo que el árbitro, incluso después de la revisión del VAR, pasó por alto. En vez de invalidar la jugada, Sánchez Martínez concedió una pena máxima que, a pesar de todo, fue despejada por Cillessen.



El segundo intento de atraco, tras el descanso.

No fue el único intento de atraco: el segundo llegó con el gol sevillista. Una mano clarísima dentro del área visitante no fue suficiente para que el árbitro parara el juego. Dejó seguir, y a la siguiente contra los de Machín acortaron distancias con el 4-1. El colegiado mandó revisar la jugada de nuevo, pero en vez de conceder penalti para el Barça y anular el tanto de los andaluces, lo hizo al revés.

Ni siquiera estos trapicheos fueron suficientes para frenar la remontada blaugrana, que llevó en volandas al equipo hacia el sorteo de mañana de las semifinales de la Copa del Rey.


Deja tu Comentario