2019-02-04 20:02 Real Madrid Por: Fede Peris

El feo gesto a Chendo que echa a Isco del Real Madrid

El gesto grosero a Chendo al término del Real Madrid-Alavés es el vaso que colma la paciencia de Solari... y del club.



Isco Alarcón va acumulando detalles que le alejan de la confianza de su entrenador y también de la del club. Su futuro en el Real Madrid no depende de la continuidad de Solari. Aunque el argentino no siga el año que viene, el club ha decidido prescindir de sus servicios.

Cada día que pasa Santiago Solari encuentra algún nuevo argumento que le ratifica en su decisión de mantener el castigo que tiene puesto sobre Isco. Su actitud no es la que espera Solari de un profesional del Real Madrid y sus hechos, más que arreglar la situación sólo sirven para empeorarla.



Y en la zona noble del club empiezan también a estar hartos del tema. La decisión está tomada, Isco saldrá al mercado el próximo verano. De hecho, los agentes de media Europa saben ya que Isco está en el escaparate.

El feo gesto a Chendo

El último desencuentro de Isco con el cuerpo técnico se produjo ayer mismo, cuando Solari decidió darle entrada para disputar los minutos de la basura, los últimos ocho minutos con el partido ya resuelto. Isco se lo tomó con mucha desgana y tardó hasta tres minutos en despojarse del chándal para ponerse a disposición del técnico. Y esto cuando las agujas del reloja avanzaban y el partido tocaba a su fin.

Solari le reclamó para darle instrucciones. Pero Isco ni le miró a la cara. Luego salió en el minuto 86 y de sus botas nació el tercer gol, un golazo, el tanto de Mariano. Sin tiempo para sudar, se acabó el partido y los jugadores se retiraron a la caseta. Isco pasó por delante de Chendo, el delegado, que quiso darle la mano, pero el jugador le apartó con un gesto muy desagradable que refleja la tensión que vive este jugador dentro del vestuario del Real Madrid. 



Un gesto feo. Muy feo. Uno más.

 


Deja tu Comentario