2019-02-10 13:02 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Demasiado Real Madrid para tan poco Atlético (1-3)

El Real Madrid se da un paseo por el Wanda Metropolitano sin encontrar oposición en el Atlético, al que ya supera en la tabla de La Liga Santander



El Real Madrid se ha llevado los tres puntos del Wanda Metropolitano, supera al Atlético en la clasificación de La Liga, alcanzando la segunda plaza, y mete presión al Barça, que mañana necesita ganar en San Mamés ante la perspectiva de un Real Madrid a cinco puntos.



Casemiro abrió la cuenta en el minuto 16. Fue un gran gol de chilena aprovechando la obsesión de la defensa atlética con Sergio Ramos que le permitió a él rematar a placer y sin oposición. Empató Griezmann en el 25 en una jugada de contragolpe. A dos minutos del descanso anotó Sergio Ramos de penalti y Gareth Bale cerró el tanto con un golazo de tiro cruzado y sin ángulo en el minuto 74.

Este equipo sí puede ganar La Liga

El Real Madrid de Solari ya es reconocible. Esto sí es el Real Madrid, el equipo que quieren ver los aficionados madridistas y que tan poco se mostró en la primera fase del calendario. Después de la exhibición con poco premio del Camp Nou, el 1-3 del Wanda viene a ser la reválida para este equipo que ya ha alcanzado su mayoría de edad y que está dispuesto a afrontar los mayores retos. Uno de ellos, La Liga. ¿Por qué no? De momento se va a dormir a cinco puntos de un Barcelona que mañana se juega el pescuezo en San Mamés y que en veinte días visitará el Bernabéu en un partido que puede cambiarlo todo.



El equipo de Solari ha controlado el partido de principio a fin. Ha defendendio con solvencia atrás, ha mandado en el centro del campo y ha hecho daño en ataque. El Atlético ha opuesto muy poco, mucha intensidad (ahora se le llama intensidad) y poco más. Y al final ha acabado jugando los diez últimos minutos con diez jugadores por la justra expulsión de Thomas, que fruto de su impotencia se llevó por delante a Kroos. El Madrid ha sabido tocar la pelota, sin perder los nervios, esperando el momento para atizar el hachazo. 

El VAR ha vuelto a ser protagonista

El VAR ha tenido que actuar en tres ocasiones. La primera para dar validez al gol de Griezmann en la que pudo apreciarse falta del Atlético en el inicio de la jugada y posible fuera de juego en la recepción del balón por parte del francés. Luego por un gol de Morata obtenido en un flagrante fuera de juego y que hubiera supuesto el 2-2. Y finalmente por una caída del propio Morata en el área que en realidad era mano suya. No puede ponérsele ningún pero arbitral al triunfo madridista ante un Atlético que fue inferior y que con la expulsión de Thomas y el 1-3 en el marcador tiró definitivamente el partido en el minuto 80.

Solari ha dejado en el banquillo a Marcelo, al que le va a costar volver, y ha confiando para la banda izquierda en un Reguilón inmenso. También ha dejado sentado a Bale en beneficio de un Vinicius que ha vuelto a protagonizar una gran actuación ofreciéndose a sus compañeros y desbordando constantemente, como en la jugada del penalti, que ha dejado atrás a Giménez con pasmosa facilidad. Luego ha salido en su lugar Bale para jugar la última media hora de partido y Solari se ha llevado un alegrón, porque el galés al margen de anotar un golazo (el 1-3) ha mostrado ese carácter que no había vidsto en anteriores partidos, ese carácter que a veces le falta a Bale y que puede hacer de él un crack de dimensión mundial.

Un gran Real Madrid

También Casemiro, que ha visto peligrar su posición con la irrupción de Llorente, se ha puesto las pilas. Hoy ha abierto el camino del triunfo y ha sido el amo y señor en el centro del campo. Al final han salido Mariano y Ceballos, pero los deberes estaban hechos. El Madrid se lleva la primera victoria visitante del Wanda esta temporada, deja atrás al Atlético, colocándole en su posición natural, y marcha lanzado a por el Barça transmitiendo buenas sensaciones. Hay maneras y maneras de organizar la caza al líder. Como lo está haciendo el Madrid de Solari es la mejor manera para generar nerviosismo en el Barça, que ve que este Madrid va en serio y lo que hace dos días eran diez puntos en menos que canta un gallo puede ser nada.

Gran Real Madrid, que también ha recuperado el tono físico que le falló en el mes de diciembre y enero, gran aportación individual de los hombres que hoy han saltado al césped y gran concierto de grupo con un solita, Solari, que se está ganando a pulso su continuidad. No es un genio, ni un mito ni ha inventado el fútbol. Sólo es un tipo que conoce este negocio y que va sobrado de sentido común. Y eso en el fútbol es mucho.

 

Ficha técnica

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Giménez, Godín, Lucas Hernández; Thomas, Saúl, Correa (Rodri, 65’), Lemar (Vitolo, 59’); Griezmann y Morata (Kalinic, 71’).

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Reguilón; Casemiro, Kroos (Ceballos, 85’), Modric; Lucas Vázquez, Vinícius (Bale, 57’) y Benzema (Mariano, 89’).

Goles: 0-1 Casemiro (16’), 1-1 Griezmann (26’), 1-2 Ramos (42’), 1-3 Bale (75’)

Árbitro: Estrada Fernández. Amonestó a Lucas Vázquez (22’), Griezmann (24’), Giménez (41’), Lucas Hernández (58’), Reguilón (64’), Modric (66’), Morata (69’), Saúl (72’) y expulsó por doble amarilla a Thomas (62’ y 80’)

Estadio: Wanda Metropolitano, 67.752 espectadores.