2019-02-10 23:02 FC Barcelona Por: Fede Peris

"Todo OK, Florentino": Para el Barça no hay VAR (0-0)

El VAR no se digna a analizar dos manos clamorosas y un derribo a Sergi Roberto dentro del área del Athletic.



El FC Barcelona se ha dejado dos puntos en San Mamés de la manera más tonta. Prácticamente sin jugar a fútbol y ante un rival muy, muy limitado. Empate a cero que hace justicia al pobre juego del Barça y al rústico fútbol empleado por el Athletic, que, aún así, dispuso de tres claras ocasiones de gol que no entraron porque San André Ter Stegen no quiso. El Barça permite al Real Madrid acercarse a seis puntos, lo que quiere decir que, si el Real Madrid lo gana todo, que es mucho suponer, el Barça puede permitirse todavía el lujo de perder dos partidos. Ya le gustaría al equipo blanco estar en esta situación. 



"Todo OK, Florentino, con el VAR"

El Barça no ha estado bien, vaya esto por delante, pero eso no quita para que las decisiones del árbitro hayan influido en el resultado. Hubo dos manos dentro del área. Una de Balenciaga, tras una espuela de Arturo Vidal, y otra de De Marcos tras un cabezazo de Suárez. En ninguna de las dos hubo intervención del VAR. Y las dos fueron claras y diáfanas. También hubo un agarrón y derribo a Sergi Roberto dentro del area que tampoco mereció la atención del VAR.

Sí hubo VAR, en cambio, en un derribo a Semedo dentro del área similar al que significó el penalti para el Real Madrid ante el Atlético. Pero, claro, Semedo no es Vinicius y el VAR decidió que mejor que el Real Madrid esté a seis puntos que a ocho. El "Todo OK, José Luis" se ha convertido en "Todo OK, Florentino", esto funciona. Ha funcionado la campaña lacrimógena de la prensa madridista que está para eso, para lo que haga falta.



La baja de Arthur se ha notado mucho

Pero con eso ya hay que contar. Lo cierto es que sobre el terreno de juego el Barça ha permitido que el Athletic se lo creyera jugando de más a menos en la primera mitad. Con un Arturo Vidal desacertado y un Coutinho que sigue desaparecido. La baja de Arthur se ha notado más de lo que sería deseable.

La cuestión es que el Barça se ha dejado dos puntos y el Real Madrid "sólo" está a seis puntos. Sigue lejos en el retrovisor, pero los blancos han recortado cuatro puntos en las dos últimas jornadas y el clásico está a la vuelta de la esquina. 

La primera parte ha sido soporífera. Para olvidar. El Barça ha empezado dominando, pero sin criterio. Los jugadores de Valverde se pasaban la pelota, pero sin ninguna verticalidad. El Athletic, que se ha limitado a verlas venir, ha protagonizado las jugadas más claras de gol, pocas, pero suficientes para obligar a Ter Stegen a ofrecer su mejor versión en un par de ocasiones.

Sólo Messi daba señales de vida

El Barça estaba espeso y sólo Messi, a quien tampoco se le veía entero físicamente, era capaz de ofrecer algo de talento ante la portería contraria. Suyos han sido un par de pases de gol a Suárez que pudieran haber obtenido mejor suerte si el uruguayo hubiera estado más entonado.

En la segunda mitad Messi ha ido de más a menos y, afortunadamente, Coutinho de menos a más. Sin embargo, Valverde le ha sacado del campo cuando más profundidad le estaba dando al juego del Barça y ha colocado en su lugar a Dembélé, que reaparecía. También ha sustituido a Arturo Vidal por Aleñà, que le ha dado otro aire al centro del campo. Y al final a Lenglet, lesionado, por Vermaelen.

El Barça ha puesto más interés en la segunda mitad, pero no el suficiente para decantar el partido a su favor. Ha llegado más a la portería vasco, pero sin un evidente peligro. De hecho a Herrerín no se le contabiliza ninguna intervención de mérito mientras Ter Stegen ha salvado tres goles cantados. 

¿Cansancio físico o mental? ¿O los dos?

¿Qué está pasando? Empate con el Valencia y Real Madrid en el Camp Nou y empate con el Athletic, un serio aspirante al descenso. ¿Cansancio físico, mental...? ¿Cansancio, a fin de cuentas? El Barça ha perdido la frescura que mostró ante el Sevilla en la vuelta de los cuartos de final de Copa y que le permitió remontar un 2-0 y dejarlo en un 6-1. En San Mamés ha existido demasiada dependencia de Messi. O lo hacía él o no lo hacía nadie. Y Messi hoy no estaba para milagros. Suyo fue lo mejor que mostró el Barça en Bilbao, pero esta vez no fue suficiente y los demás no le cubrieron subiendo un grado su nivel.

Busquets está fundido y Rakitic ha perdido chispa. Y los de delante están muy desamparados. El Barça debe resetearse. El descanso de la semana que se avecina le irá muy bien a Messi y a otros jugadores que van al límite. Espera una racha de partidos muy exigentes que precisará de un Barça mentalmente preparado para afrontarla. Mejor que lo de hoy sea un aviso y pase a la historia como un accidente. Si se repite, puede tener consecuencias graves. 

Ficha técnica

Athletic, 0 - FC Barcelona, 0

Athletic Club

Herrerín; De Marcos, Yeray, Iñigo Martínez, Balenziaga; Beñat (San José, min. 56), Dani García; Susaeta (c) (Munian, min. 63), Raúl García, Yuri e Iñaki Williams (Kenan Kodro, min. 89).

FC Barcelona

Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet (Vermaelen, min. 87), Semedo; Busquets, Rakitic, Arturo Vidal (Aleñá, min. 63); Messi (c), Coutinho (Dembélé, min. 72) y Luis Suárez.

Árbitro

Del Cerro Grande (comité madrileño). Amonestó con cartulina amarilla a Dani García (min. 51), Lenglet (min. 71), Busquets (min. 77) y expulsó a De Marcos por doble amonestación (min. 68 y 90).

Incidencias

Partido de la jornada 23 de LaLiga Santander disputado en el estadio de San Mamés ante 47.587 espectadores.