2019-02-14 13:02 FC Barcelona Por: Fede Peris

La Liga trabaja para que a Bale le caiga un castigo ejemplar

Después de los dos partidos que le cayeron al barcelonista Giovanni por la misma acción, esta es una excelente oportunidad para comprobar cómo se imparte justicia en España cuando está el Real Madrid por medio.



La Liga de Fútbol Profesional de Javier Tebas está enredando todo lo que puede para que a Gareth Bale le caiga un buen puro y Competición le imponga algún o algunos partidos de suspensión por el corte de mangas que dirigió a la hinchada del Atlético de Madrid en el último derbi madrileño. 

La Liga ha denunciado el hecho ante el Comité de Competición de la FEF basandose en el ártículo en el que se anuncia que se perseguirán todos los gestos que incitan a la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, contrarias al régimen jurídico previsto en el CD de la RFEF y en la Ley 19/2007, de 11 de julio.



Esta es la denuncia de La Liga

"En el minuto 73 de partido, y tras anotar el jugador del Real Madrid CF, Gareth Bale, dorsal 11, el tercer gol de su equipo, en la celebración de este, siendo audible en la grabación audiovisual del partido algunos abucheos de parte de los aficionados locales, agita el brazo derecho llevándoselo a la proximidad de su cabeza, en previsible signo de provocación animosa al público, efectuando posteriormente un ademán de posible significado obsceno y despectivo levantando el brazo doblado y golpeándose en la mitad de él con la otra mano". 

 LaLiga recuerda que el Comité de Disciplina CD de la RFEF "tipifica, de modo general, las conductas que atentan contra la dignidad y decoro deportivos (en su artículo 89) y las contrarias al buen orden deportivo (en sus artículos 100 y 122); y de modo concreto, las provocaciones al público, en sus artículos 93 -para los casos en que se provoque animosidad en el público- y 121 -para los casos en que no se consiga provocar esa animadversión-. Las posibles sanciones para esas provocaciones varían en función de si concurre esa conducta configuradora del tipo infractor: que la provocación obtenga el propósito perseguido de provocar la animosidad del público. Si se produce, se sancionará al infractor con suspensión de cuatro a doce partidos; si no se obtiene la animosidad del público, la suspensión será de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes. Esto siempre que el Comité considere que la celebración denunciada supone una provocación al público".

A un jugador del FC Barcelona, Giovanni, le cayeron dos partidos de suspensión por hacer la misma acción ante el público del Bernabéu. Esta es una excelente oportunidad para comprobar cómo se impoarte justicia en España cuando el Real madrid está por medio.




Deja tu Comentario