2019-02-17 17:02 Prensa Merengue Por: Fede Peris

El pepero Josep Pedrerol se comporta como un felón rastrero

El PP y el Celta han mezclado la política con el deporte y a Josep Pedrerol, enemigo de esta mezcla cuando se trata del Barça, le ha parecido estupendísimo.



La palabra "felón" está de moda. La ha popularizado Pablo Casado refiriéndose a Pedro Sánchez. El Diccionario define la palabra "felón" como el que comete una felonía: "traición o acto desleal contra alguien". Josep Pedrerol ha sido hoy un "felón", porque ha sido desleal con su audiencia.

En su programa Jugones ha informado Josep Pedrerol hoy sobre un acto celebrado por el Partido Popular en Vigo. La particularidad es que ha tenido lugar en las instalaciones del Celta de Vigo, cuya directiva ha cedido generosamente sus instalaciones a esta formación política.



Las imágenes mostraban que un buen número de aficionados no aprobaban esta identificación de su club, el Celta, con una formación política, el PP. Y en las puertas de las instalaciones del Celta esperaron la llegada de Pablo Casado para soltarle todo tipo de improperios, entre ellos "Puta España y puta Madrid". 

Josep Pedrerol, retratado como un felón

A Pedrerol no le ha gustado lo que se ha visto en las imágenes. "Uff", se ha limitado a decir. Ni a él ni a nadie le gustan estas cosas. Sin embargo, Pedrerol ha quedado retratado como un felón traicionando a su audiencia. Acostumbrados a los varapalos que le atiza al Barça por mezclar supuestamente la política con el deporte no impidiendo la exhibición de pancartas o banderas esteladas en sus instalaciones, hoy ha callado como un felón ante la evidente utilización de la directiva del Celta de su club con fines políticos partidistas que, a la vista está, no ha gustado a sus aficionados. Pero Pedrerol estaba hoy más cerca de Pablo Casado que de los aficionados célticos indignados con la felonía de su directiva.

Josep Pedrerol ha tenido una excelente oportunidad de mostrar con el Celta el mismo criterio que le obliga a azuzar al Barça a la más mínima oportunidad que se presenta. Será, seguramente porque cuando el PP está por medio, está más que justificada la injerencia de la política en el deporte. A Pedrerol se le ha visto el plumero una vez más. No se puede mezclar la política con el deporte cuando los que hacen la mezcla no son los suyos. Si son los suyos, adelante con los faroles.



¡Pepero y maniopulador Pedrerol

 


Deja tu Comentario