2019-02-21 16:02 FC Barcelona Por: Fede Peris

La Federación y el Real Madrid le preparan una emboscada al Barça en los clásicos

La Federación empieza a dar forma a la farsa que permitirá a Gareth Bale enfrentarse al Barcelona de forma fraudulenta.



Se está pastelando una nueva injusticia contra el Barça que pasa porque la Federación Española se adapte a las necesidades del Real Madrid para favorecerle en la disputa de los dos próximos clásicos.

La Liga de Fútbol Profesional denunció ante el Comité de Competición un gesto grosero, antideportivo, provocador y generador de odio dedicado por Gareth Bale a la afición del Atlético de Madrid en el último derbi madrileño disputado en el Wanda Metropolitano.



Bale dedicó a la afición colchonera un corte de mangas claro y diáfano. Lo vieron todos los espectadores allí presentes y los que siguieron el partido a través del televisor. Lo vieron todos menos, por lo visto, el Comité de Competición, que es quien debe valorar el castigo que merece, que iría de dos a doce partidos en función de la gravedad que quieran verle al gesto. 

Pero, por lo visto, los sesudos jueces que imparten justicia en el fútbol español no tienen suficiente con las imágenes y han aplazado su decisión, que debió adoptarse ayer, por "falta de información". ¿Qué más información necesitan que las imágenes en las que se aprecia el gesto grosero?

El precedente de Giovanni y su corte de mangas al Bernabéu

Por lo mismo años atrás el jugador brasileño del Barcelona Giovanni fue castigado con dos partidos. La única diferencia es que el gesto de Giovanni fue destinado a la afición del Real Madrid. Y eso, naturalmente, sí debe ser castigado. Y el precedente está ahí por si se les ocurre dejar en nada un gesto que en un jugador del Barcelona pouede ser una falta gravísima. 



Algo huele a podrido. "Todo OK, Florentino". Huele francamente mal y todo apunta a que Gareth Bale podrá jugar los dos clásicos contra el Barça. El Comité se defiende en su ayudita al Real Madrid en que al no estar recogido el lance en el acta del colegiado Estrada Fernández, hay que aplazar la resolución. Mientras tanto, que juegue contra el Barça y luego ya veremos. ¡Escándalo mayúsculo!

El próximo miércoles habrá nueva reunión y en ella se decidirá abrir un expediente extraordinario, con nombramiento de juez instructor y demás diligencias que demorarán el fallo por un espacio mínimo de tres semanas. Justo lo que necesita el Real Madrid para poder contar con su estrella galesa ante el Barcelona. Es decir, Bale jugará y se producirá otra alineación indebida del Real Madrid, esta vez bendecida por la federación.

Lo de siempre. Pero el VAR beneficia al Barça y todos contentos. Esa es la versión que debe circular. El fútbol español vive instalado en una absurda mentira jaleada por la prensa madridista que presiona en la dirección que más conviene a Florentino Pérez. 

 

 

 


Deja tu Comentario