2019-02-25 16:02 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Pedrerol, desatado contra Bale: "¡Florentino, échale!"

Pedrerol desvía la atención contra Bale para no profundizar sobre el caos del Real Madrid esta temporada y las escandalosas ayudas que el equipo blanco está recibiendo del VAR.



"Bale no debería jugar más en el Real Madrid. Yo le echaba. Soy Florentino y le aparto del equipo, lo dejo seis meses sin jugar por mal compañero. Esto no se hace. El otro día corte de mangas, hoy ha apartando a los compañeros. ¿Pero de qué va? ¿Con quién ha empatado? Vale que ha marcado dos goles buenos, en la Copa y en la Champions. ¿En cuántos años? Lo único que hace es pensar en el golf. No va a una cena porque él se acuesta a las nueve de la noche". Y recuerda que se fue Cristiano y Bale, "ni líder ni equipo a la espalda ni nada de nada. Dolorcito, dos meses de descanso. Dolorcito, dos meses para casa. Y el Madrid le paga religiosamente la ficha de 13 kilos netos. ¡Florentino, échale!".

Así de fuerte va Pedrerol. El guión de su departamento de propaganda ha encontrado a un chivo expiatorio para tapar las miserias de un Real Madrid que está a nueve puntos del Barça y que dio pena en su último partido en Valencia, necesitando de dos penaltis para ganar, uno de ellos que sólo existió en la imaginación del árbitro.



En Jugones desaparecen las manos de Varane dentro del área

Pero a Pedrerol no le interesa profundizar en el caos que reina en el Real Madrid esta temporada. Tampoco en ese VAR que cuando favorece al Barça le sirve para llenar horas y horas de programación. Cuando el VAR sirve para que el Madrid no esté ya a veinte puntos del Barça, se va a por Bale y le acusa de todos los males de la humanidad. Así funciona la propaganda del Real Madrid, como buenos trileros, con una mano te enseñan lo que les interesa para tapar con la otra lo que no conviene que se vea. 

Curioso que en el programa Jugones aún tengan dudas sobre el piscinazo de Casemiro. Muy curioso. "Hay toque al balón y a la pierna", dicen, mientras las imágenes muestran a Casemiro lanzándose a la piscina sin que nadie le toque. Y, eso sí, ni una mención a las manos claras de Varane dentro del área. Lo que no interesa no existe y punto pelota. Así son. 


Deja tu Comentario