2019-02-27 23:02 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Real Madrid - FC Barcelona: La crónica del clásico

Luis Suárez anota dos goles y el segundo, de penalti, se lo dedica a Sergio Ramos lanzándolo al estilo Panenka. El tercero lo marcó Varane en propia puerta.



El FC Barcelona se ha impuesto por 0-3 al Real Madrid en el Bernabéu y se clasifica para la final de la Copa del Rey que se jugará en Sevilla ante el vencedor de la eliminatoria Betis-Valencia. Un doblete de Suárez y un autogol de Varane forzado por el delantero uruguayo han llevado al Real Madrid a la debacle en su propio feudo después de conseguir un esperanzador empate a uno en el Camp Nou.

Un año más el Real Madrid se jugará la temporada en la Champions League. Y un año más el Barça llega a la final de la Copa del Rey. Por sexta vez consecutiva. Las últimas cuatro las ganó. 



Messi y Keylor Navas, de espectadores

Los dos equipos han saltado al césped con un respeto excesivo hacia el rival, más comprensible en el Real Madrid porque el 0-0 inicial ya le clasificaba. Valverde ha mostrado su respeto hacia Vinicius colocando a Semedo, un lateral defensor, en la banda derecha y adelantando a Sergi Roberto, más creativo, al centro del campo. Y ha dejado en el banquillo a Coutinho. Como Solari ha hecho con Bale y Marcelo.

El Barça ha empezado el partido andando, mostrando un juego previsible al que ha respondido el Real Madrid con contragolpes rápidos, generalmente llevados por Vinicius, que no ha tenido su noche, pero que se ha encargo de mover todo el juego de ataque de su equipo. Hasta tres goles ha tenido en sus botas, pero no le ha acompañado la puntería. 

En el Barça Messi brillaba por su ausencia y el juego del equipo se resentía. De hecho, en la primera mitad apenas ha pasado apuro alguno Keylor Navas, mientras que Ter Stegen ha sacado un balón a Vinicius y luego a Benzema. 



Primer disparo del Barça en el minuto 50 y primer gol

Y en el minuto 50 el Barça ha disparado por primera vez entre los tres palos y el balón ha entrado. Ha sido una jugada de Alba por la izquierda, ofreciendo un pase muy inteligente a Dembélé, que ha servido a Suárez para que fusilara el primero. Carvajal y Sergio Ramos han ofrecido demasiadas facilidades en esta jugada. Estaban todos pendientes de Messi y Luis Suárez ha sabido sacar provecho

El Real Madrid se ha descompuesto y el Barça se ha crecido con este gol, que ha intensificado su estrategia de control del balón mientras en el Real Madrid cada uno hacía la guerra por su cuenta. Benzema, Vinicius, Lucas Vázquez... No había ningún nexo de unión entre ellos. Modric y Kroos no los encontraban porque no eran capaces de penetrar entre líneas y Casemiro estaba más pendiente de ayudar con Messi por si era necesario que de crear juego.

El Real Madrid se ha precipitado con el 0-1

El Barça se ha crecido y el Real Madrid ha dejado demasiados huecos. No ha sabido buscar la prórroga con calma. Quedaban 40 minutos de juego para encontrar la solución. El Barça ha reclamado un penalti por pisotón de Ramos a Rakitic en el área. Y el Real Madrid ha pedido pena máxima dos veces por dos derribos, uno de Semedo a Vinicius y otro de Rakitic a Lucas Vázquez. 

El que no entraba en juego era Messi, al que se le ha visto apático y poco participativo, nada que ver con la exhibición que dio en Sevilla el sábado pasado. Quizá el interés excesivo que el Real Madrid ha puesto en el argentino ha permitido a Dembélé y Luis Suárez jugar con más libertad y hacerle un roto al cuadro blanco. 

Solari ha puesto en el campo a Bale por Lucas Vázquez para taratar de solucionarlo y en la jugada siguiente ha llegado el 0-2 tras un centro de Dembélé que iba a rematar Suárez, pero se le adelanta Varane con tan mala fortuna que intoduce el balón en su propia puerta. El público del Bernabéu reclamó fuera de juego en la recepción del balón del delantero francés.

Penalti claro de Casemiro

El fútbol no era justo con el Real Madrid, que había llegado más veces y con ocasiones más claras a la portería rival, pero el Barcelona obtenía el premio a la eficacia. Dos disparos, dos goles. E inmediatamente llegaría la puntilla. En el minuto 71, cuando Casemiro cortó con un piusotón un avance en el área de Luis Suárez. Ni protestó. Messi le cedió a Suárez los honores del lanzamiento y éste aprovechó para recochinearse de Sergio Ramos lanzándolo al estilo Panenka y marcando en un escenario en donde este tipo de lanzamientos estaban reservados para el capitán madridista. Fue un lanzamiento dedicado. 

Y con el 0-3 se acabó el partido. El público empezó a desfilar y el Barça decidió dejar de jugar con 20 minutos largos por delante. Los de Valverde se limitaron a pasarse el balón y los de Solari no se sabe exacgtamente a qué jugaron en estos últimos minutos. Salió también Asensio por Vinicius y antes Valverde por Casemiro. En el Barça Valverde quitó a Dembélé para poner a Coutinho, Vidal entró por Suárez y Athur por Busquets.

El Barça se limitó a pasarse el balón al trote entre olés, dejando de jugar. Y el Real Madrid no supo aprovecharlo. La imagen de ambos equipos da pie a entender que la pizarra de Valverde fue más efectiva que la de Solari, porque esta vez no puede limitarse el éxito del Barça a la contribución de D10S, porque hoy Messi ha sido un simple espectador. ¿Se reservaba para el partido de La Liga del próximo sábado? ¿Quién lo sabe?

Otro año sin triplete blanco, otro año con el Barça en la final de Copa

Tampoco este año habrá triplete para el Real Madrid y tampoco doblete, a no ser que ocurra algo paranormal que acerque al equipo blanco a la Liga. Lo que parece claro es que La Liga le servirá al Real Madrid para mantener a sus hombrefs en forma para la Champions. Los del Barça volverán a intentar el triplete y a multiplicarse en todos los torneos, algo que no ha funcionado en los dos úktimos años y que en cambio al Madrid le ha ido de maravilla.

Lo cierto es que el 0-3 perjudica también al interés del próximo clásico el sábado. Y es que incluso una victoria del Real Madrid no serviría de vendetta. Seis puntos más el goal average no es el premio que merece un club con la historia del Real Madrid.

Ficha técnica

Real Madrid, 0 - FC Barcelona, 3

 

Real Madrid 0: Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Reguilón; Casemiro (Valverde, 75’), Kroos, Modric; Lucas Vázquez (Bale, 68’), Vinícius (Asensio, 81’) y Benzema.

BARCELONA 3: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergi Roberto, Busquets (Arthur, 86’), Rakitic; Dembélé (Coutinho, 75’), Messi y Suárez (Vidal, 79’).

Goles: 0-1, Suárez (51’), 0-2 Varane, en propia puerta (65’), 0-3 Suárez, penalti (73’)

Árbitro: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó a Lucas Vázquez (58’), Busquets (65’), Casemiro (72’) y Semedo (81’).

Estadio: Santiago Bernabéu, 80.472 espectadores.

 


Deja tu Comentario