2019-03-07 10:03 Fichajes Por: Carlos Muñiz

Nuevos problemas para Florentino con Neymar

La rajada de Neymar contra el árbitro del PSG-Manchester United puede acarrearle una sanción que va de dos a tres partidos.



La eliminación sorprendente anoche del PSG ante el Manchester United después de haber ganado el primer partido en Old Trafford por 0-2 tendrá consecuencias para Neymar, que podría ser castigado por la UEFA con una sanción de dos a tres partidos por sus manifestaciones contra el árbitro tras el PSG-Manchster United.



Neymar mostró su indignación con el árbitro Skomina en su cuenta de Instagram: "Es una vergüenza" , dijo refiriéndose a la mano de Kimpembe. Y añadió que "el arbitro acaba mirando una jugada en cámara lenta y eso no existe" y se pregunta "cómo va a colocar la mano". “Ponen a cuatro hombres que no entienden de fútbol para que vean el lanzamiento y eso no existe”, insistiendo en que el penalti contra el PSG "no existe". 

La cuestión es que por segundo año consecutivo Neymar se queda fuera de la Champions League en los octavos de final. Pero la cosa no quedará ahí porque la UEFA, de acuerdo con los antecedentes, sancionará con severidad al jugador brasileño por sus manifestaciones. 



Contratiempo para Florentino

Si le abren un expediente a Neymar por el artículo 11 del Código Disciplinario de la UEFA donde habla de “Insultos o cualquier otra conducta que viola las normas básicas de conducta”, se le puede caer el pelo. La próxima reunión de la Comisión de Etica y Disciplina prevista para el 28 de marzo. Ese día se sabrá los partidos que Neymar se perderá en la próxima edición de la Champions League. Los antecedentes hablan de entre dos y tres partidos, de acuerdo con lo sucedido con el jugador del PSG Serge Aurier en un partido de Champions PSG-Chelsea. 

En enero Lovren, del Manchester United, fue castigado con un partido por sus manifestaciones despreciativas hacia Sergio Ramos. La UEFA castiga con más dureza los menosprecios a la labor arbitral. 

Esta situación inesperada supone un contratiempo para Florentino Pérez, que está firmemente decidido a fichar a Neymar (o Mbappé) para construir a su alrededor un nuevo proyecto de Real Madrid ganador.