2019-03-17 08:03 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

¡¡Impresentable!! En el palco de Florentino no saben lo que es la libertad de expresión

Florentino retira una pancarta que pedía su dimisión y echa del campo a los socios del Real Madrid que la portaban. La crítica está prohibida en el Real Madrid.



Florentino Pérez, quizá influido por las amistades que le suelen rodear en el palco, no lleva bien eso de la libertad de expresión. Él prefiere tenerlo todo controlado. Por eso la prensa madrileña que antes era madridista se ha convertido en florentinista, y la prueba es su silencio a la hora de pedirle explicaciones y responsabilidades al presidente por el desastre de su gestión, que ha llevado al equipo a un año desastroso y vergonzoso.

Y acostumbrado a que nadie le tosa y al silenzio stampa cuando hay motivos para atizarle, no puede llegar a comprender cómo pueden existir aficionados que no estén conformes con su gestión y quieran expresarlo públicamente en el Bernabéu. Parece que Florentino reparte los carnets de madridismo, y nunca mejor dicho, y el club que él preside ha dado la orden a miembros del servicio de seguridad de retirar una pancarta en la que unos aficionados reclamaban su dimisión por considerarle responsable de la actual situación del equipo, que acabará el año en blanco. Algo tan evidente que cae por su propio peso.



"¡Florentino, vete ya!"

Y no sólo eso, esos aficionados han sido expulsados del recinto en el que, al parecer, sólo se admite a madridistas "florentinistas". Los otros no son bien recibidos. "Florentino vete ya". Ese era el texto de la pancarta que ha ofendido a Florentino, que no sabe ni quiere saber lo que es la crítica y la libertad de expresión. Él prefiere que los aficionados griten "hala Madrid!" para jalear sus desatinos. Esos son los buenos madridistas, los que no le tienen en cuenta al presidente sus graves y numerosas equivocaciones.

As ha añadido que había otra pancarta, con muestra gráfica, en la que se acusaba a Florentino Pérez de ser el culpable de la situación en la que se encuentra el Real Madrid. El citado medio recoge un testimonio de los hechos: "Han sacado pancartas diciendo que Florentino era el culpable y pidiéndole la dimisión, han llegado los de seguridad y les están echando; quitándoles las pancartas y echándoles del estadio".

Florentino debía estar convencido de que fichando a Zidane tendría al personal anestesiado y que nadie se acordaría ya de los ridículos een Liga, Copa y Champions League. Pero no. Manu Martín, periodista de ESPN, ha denunciado en tuitter que los aficionados, algunos socios del Real Madrid, fueron expulsados del estadio, su propia casa. Según Sport, la orden la dio el propio presidente. 



Florentino debe pensar que para las crisis no hay mejor solución que la anestesia generalizada. Casi lo había conseguido, pero se le han despertado un grupito de diez o doce, que le han dejado en evidencia cuestionando su respeto hacia los socios del Real Madrid y su bajo concepto de lo que significa la libertad de expresión.

Foto: AS

 

 


Deja tu Comentario