2019-03-17 13:03 Real Madrid Por: Fede Peris

¡Vuelve el Real Madrid de Zidane! (2-0)

El Bernabéu premia con una ovación al Real Madrid después de recuperar las buenas sensaciones del pasado con su victoria ante el Celta por 2-0.



Ha vuelto a Zidane y el Bernabéu ha recuperado la ilusión. Los 65.000 espectadores que hoy se han dado cita en el Bernabéu ha vuelto al pasado y con Zidane en el banquillo han recobrado la esperanza en su equipo. No ha sido un gran partido, pero el Real Madrid ha sido superior en todo momento, jugando de menos a más con una intensidad que no habíamos visto en toda la temporada. Zidane indultó a Keylor Navas, Marcelo e Isco.

El Real Madrid ha dominado en la primera mitad, pero sin la intensidad necesaria para abrir la lata del Celta, que dispuso de la primera gran oportunidad de gol del partido que fue desbaratada por Keylor Navas en una feliz intervención.



El VAR se alía contra el Real Madrid

Al centro del campo le faltó fluidez, Isco no era el revulsivo que esperaba Zidane y al Madrid le costaba llegar con claridad a la portería rival. Aún así, Bale envió un balón al travesaño y Kroos y Marcelo estuvieron muy cerca de marcar con tiros lejanos. En el minuto 42 se produjo un agarrón dentro del área a Asensio que ni el ábitro Munuera ni el VAR quisieron contemplar como tal. Podía haber duda de si la falta era fuera o dentro del área, pero Munuera no pitó ni falta. Segundos después Benzema marcaría aprovechando una cesión de Bale, pero el árbitro anuló el gol por entender, de forma muy discutible, que en la carrera con el balón descargó braceando un golpe al defensor que le perseguía.

Reacción en la segunda mitad

Se llegó al descanso con empate a cero. Y preocupación en la grada. Sin embargo, algo pasó en el vestuario que en la segunda mitad el Real Madrid salió con otra intensidad de juego y las ocasiones empezaron a llegar con fluidez.

En el minuto 55 el VAR anuló injustamente un gol a Modric, de disparo lejano que se coló entre un mar de piernas. Ramos y Varane estaban en fuea de juego posicional, pero ni estorbaban al portero ni entorpecian su visión. Otra trastada del VAR. El Real Madrid no se desanimó y siguió insistiendo, Isco despertó y Modric cabalgó de forma incansable en busca de balones para ofrecer a los delanteros. Y el Madrid empezó a carburar recordando al Real Madrid de Zidane perdido a lo largo de toda la temporada.



Ovación para Isco

Bale, que buscó el gol durante todo el partido, recibió su premio en el minuto 77 gracias a un disparo que entró por raso y junto al palo. El Madrid respiró y empezó a gustarse. El Celta bajó la guardia y el equipo de Zidane campó a sus anchas imponiendo su superioridad física y técnica. Zidane cambió a Isco por Ceballos, a Modric por Valverde y a Benzema por Ceballos y el equipo siguió funcionando, yendo de menos a más.

El Bernabéu disfrutó y acabó aplaudiendo al equipo al final del partido. Entraron dos, pero pudieron ser seis o siete con un poco más de puntería y benevolencia del VAR. Isco fue ovacionado en su salida del campo mientras la grada coreaba su nombre y todos se fueron contentos a casa. Los jugadores, el técnico, el presidente y los aficionados, que respiran confiados al constatar que la varita mágica de Zidane ha vuelto al Real Madrid. 

Ficha técnica

Real Madrid, 2 - Valladolid, 0

Ficha técnica.

2 Real Madrid. Keylor; Odriozola, Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Modric (Valverde, 76’), Isco (Ceballos, 64’); Bale, Asensio y Benzema (Mariano, 82’).

0 Celta. Rubén; Kevin, Araujo, Costas, Juncà (Hoedt, 5’); Okay (Beltrán, 75’), Lobotka; Boufal (Hjulsager, 68’), Brail, Sisto y Maxi Gómez.

Goles: 1-0, Isco (63’), 2-0 Bale (76’)

Árbitro: Martínez Munuera (C.Valenciano). Amonestó a Bale (45’)

Estadio: Santiago Bernabéu, 65.789 espectadores.


Deja tu Comentario