2019-03-17 12:03 FC Barcelona Por: Fede Peris

Las redes sorprenden a Marca babeando a las órdenes de Florentino

El responsable de la información del Real Madrid en Marca cambia de chaqueta según le convenga a Florentino Pérez.



José Félix Díaz, el propagandista que Florentino Pérez tiene en Marca (y en El Chiringuito, por supuesto) para que intoxique a sus anchas en favor de sus intereses, ha sido protagonista en las últimas horas en las redes sociales por su capacidad camaleónica de cambiar de chaqueta en función de los intereses del Ser Superior.



Hace una semanas, cuando Florentino apostaba por Solari y le renovaba su contrato (otra barbaridad del Ser Superior) el tal Díaz apostaba fuerte por Solari. En el guión de Florentino ponía eso. Y a tope con Solari. Y se felicitaba porque después de echar a Lopetegui (que en el mes de julio era un fenómeno), Florentino había dado con un entrenador con personalidad. ¡Qué bien!

"El Solari más valiente: Por fin juegan los que más en forma están", explicaba en su cuenta de twitter José Felix Díaz.  Era lo que tocaba entonces a falta de otras ilusiones que echarse a la boca. ¡Viva Solari! Pero el Barça echo al Madrid de Solari de La Liga y la Copa y De Jong de la Champions, y Florentino cogió un cabreo de los gordos y decidió echar al más valiente, ese que ponía a los que en mejor forma estaban. Y una vez recuperado a Zidane, el mismo José Félix Díaz, el responsable de la información del Real Madrid en Marca (todo atado y bien atado) no sólo se olvidaba de la valentía de Solari, sino que la criticaba (a rey muerto, rey puesto) y en su nuevo relato cambia de estrategia para seguir intoxicando a la sufrida hinchada blanca: "Zidane saca a tiempo de la UVI a los marginados y le dan tres puntos".



Es la teoría de la justificación entre la prensa madrileña nada dada a la autocrítica. Si Solari se carga a tres pesos pesados, es valiente. Si Zidane los recupera, es un fenómeno. Con una prensa así, que es incapaz de denunciar los errores de planificación del club y que se limita a aplaudir con las orejas todas las decisiones que toma el presidente plenipotenciario, es normal que el Real Madrid se encuentre como se encuentra, hundido en la más lastimosa miseria.