2019-03-20 16:03 FC Barcelona Por: Fede Peris

Vinicius: un futbolista inmaduro y un ignorante de la vida

Dice que eligió el Real Madrid porque es el mejor: tercero en la Liga a doce puntos del líder, fuera de la Copa y de la Champions. ¿El mejor es el que acaba la temporada en blanco?



Dice el chico este Vinicius que pudo elegir entre el FC Barcelona y el Real Madrid y que optó por "el mejor", por eso viste ahora la camiseta del Real Madrid, que pagó por él 45 millones cuando tenía 16 años. Vinicius, además de ser un futbolista inmaduro, es también un ignorante de la vida.



¿El mejor es el Madrid? ¿Seguro?

Podía haber dado cualquier otras excusa para justificar su decisión. Que Florentino puso sobre la mesa un billete más, por ejemplo. Pero que a estas alturas de la película de la temporada diga que eligió el Real Madrid porque es el mejor suena a chiste de mal gusto. 

¿O se puede ser el mejor en la tercera plaza de La Liga a doce puntos del líder que aplasta a todos los demás? ¿Se puede ser el mejor cuando el mejor te ha echado de la Copa? ¿Se puede ser el mejor cuando el mejor sigue vivo en Europa y su Real Madrid está fuera? ¿El mejor es el que en el mes de marzo está de vacaciones porque ya no puede ganar nada y está condenado a acabar la temporada en blanco?



A este chico, además de puntería, le falta seso. Sacar pecho en las actuales circunstancias le pone al nivel de los que siguen pensando que Modric es el mejor del mundo aunque el mesías del fútbol les demuestre partido tras partido que el quinto mejor jugador del mundo le supera en todos los terrenos.

La diferencia entre el mejor de verdad y el mejor de mentira

Hasta ahora Vinicius en el campo no ha empatado contra nadie. Y aunque la prensa de Florentino le tape todas sus carencias y deficiencias, sólo ha demostrado que es un campeón perdiendo balones después de intentar hacer lo que no sabe hacer. 

Tiene velocidad y una técnica notable propia de los futbolistas brasileños. Nada más. En el Barcelona hay uno parecido a él y es suplente del suplente. Es la diferencia entre ser el mejor de verdad y el mejor de mentira.