2019-04-07 13:04 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El acta de Gil Manzano retrata a Diego Costa y al Atlético de Madrid

El árbitro del Barça-Atlético, Gil Manzano, hizo constar lo que le dijo Diego Costa y que le costó su expulsión.



La expulsión de Diego Costa en el minuto 27 fue un punto de inflexión en el Barça-Atlético que sirvió para que los azulgrana cerraran LaLiga. Gil Manzano no dudó en echar al brasileño tras una falta del brasileño. Sin embargo, no fue por dicha infracción, sino por unas palabras que el de Lagarto le dedicó al árbitro que este se sacó inmediatemente la tarjeta roja de su bolsillo para echarle.

Desde entonces, la afición rojiblanca, y también Simeone y algunos jugadores, han echado pestes del colegiado, hasta el punto de insinuar un robo arbitral en favor del Barça. Nada más lejos de la realidad, Gil Manzano hizo constar en el acta las precisas palabras que le dedicó el carioca instantes antes de abandonar el terreno de juego. Y son más que justificación para ello.



Lo que hizo constar Gil Manzano en el acta arbitral.

Según apuntó el árbitro al término del encuentro: “En el minuto 28 el jugador (19) Da Silva Costa, Diego fue expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse a mí a viva voz, en los siguientes términos:”¡¡ME CAGO EN TU PUTA MADRE!!, ¡¡ME CAGO EN TU PUTA MADRE!!”. Por si no fuera suficiente, también plasmó lo que ocurrió justo después: “Una vez expulsado el jugador (19) Da Silva Costa, aún en el terreno de juego, me agarró en sendas ocasiones por el brazo con el objeto de impedir que no mostrara las amonestaciones a sendos compañeros dorsales 24 y 2, respectivamente”, añadió.

Sin duda, es la prueba que faltaba para refutar las quejas de la afición colchonera y de paso retratar a los que criticaron una decisión que fue únicamente culpa del jugador brasileño.


Deja tu Comentario