2019-04-21 18:04 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Gareth Bale respondió con un gesto a los pitos de la afición

Gareth Bale ya ni siquiera es la primera opción para salir desde el banquillo del Real Madrid.



Gareth Bale fue silbado una vez más por el Bernabéu cuando apareció en el terreno de juego en el minuto 68 sustituyendo a Lucas Vázquez para jugar los últimos veinte minutos del partido.

Bale no estuvo afortunado, falló una clárísima ocasión de gol, aunque un rechace de la defensa del Atlhletic le permitió asistir a Benzema en el tercer gol blanco. La cuestión es que si Zidane castiga a Bale cvon el banquillo, e,l público del Bernabéu no parece dispuesto a indultarle perdonándole su indolencia en los últimos partidos.



Y cuando Bale escuchó los primero pitos, respondió a la parroquia blanca con un gesto, brazo en alto y con el puño cerrtado. ¿Qué quiso decir? ¿Era un mensaje a la afición madridista?  La cuestión es que a partir de este gesto, se han empezado a escuchar los primeros aplausos para el jugador galés.

Bale ya no es la primera opción desde el banquillo para Zidane

Sin duda ha sido un año muy desgraciado para el jugador galés, del que se esperaba que asumiera el protagonismo que dejaba vacante la marcha de Cristiano Ronaldo. Bale no sólo no ha respondido a las expectativas depositadas en él, sino que incluso ya no es ni la primera opción del banquillo cuando Zinedine Zidane hace los cambios.

Todo apunta a un futuro de Bale fuera del Real Madrid. De hecho, Florentino Pérez le tiene puesto en el escaparate del mercado esperando ofertas que permitan recuperar buena parte del dinero que costó su fichaje y, de paso. ayude con su marcha a financiar la llegada de nuevos cracks a la plantilla madridista. 



Foto: Marca

 


Deja tu Comentario