2019-04-27 23:04 FC Barcelona Por: Fede Peris

Campeones, campeones... ¡Oé, oé, oé!

Hoy es un día de luto para la caverna casposa de Florentino Pérez, que este año no tiene una Champions League para tapar la gloria de este equipazo campeón.



8 de 11. De las once últimas, no de las de blanco y negro. El Barça ha reafirmado su hegemonía en el fútbol español logrando su vigesimosexta Liga después de hacer los deberes ante el Levante. Había que ganar y el Barça ha ganado. Ha costado más de lo previsto, y el Levante estuvo a punto de aguar la fiesta al barcelonismo en el último suspiro enviando un balón al poste. Pero ganó el campeón, el campeón de siempre. Salió Messi tras el descanso y cambió el partido. Y marcó el gol de la victoria. Digno colofón para esta Liga. El mejor de sus equipos y el mejor de sus jugadores, unidos por el éxito. 

Lo dice Zidane: El título más importante

Y lo extraordinario parece normal. Hay torneos que se ganan siendo el mejor de siete partidos. Este es diferente. Se entiende que Zidane lo valore como el título más importante. Lo es porque significa ser el mejor del año. De agosto a mayo. O a abril, si la superioridad es tan grande que sobran jornadas para alcanzar el título.



Lo grande de este equipo es que algo tan extraordinario, como ganar ocho ligas de las once últimas, se ha convertido en algo normal. Porque en España nadie tose a este equipo que, además, ha ganado cuatro Champions League en los últimos trece años. 

¡Felicidades, cracks!

Felicidades, Barça. Felicidades Messi, por ser el más grande. No necesitas Balones de Oro comprados por el marketing y manchados por la vergüenza de quienes se atreven a convertirte en el quinto mejor jugador del mundo por detrás de un fantoche perdedor llamado Modric. Felicidades Ter Stegen por ser ese porterazo que gana puntos. Felicidades Piqué, por jugar al mejor nivel de tu carrera justo cuando te has ido de España harto de tanto insulto. Felicidades Luis Suárez, por no ser un "very good player", como dijo de ti Florentino Pérez. Gracias a su ojo clínico te has hinchado a marcar goles decisivos y a dárselos a tus compañeros. Felicidades Lenglet, por ser el fichaje más inteligente de los últimos años. Felicidades Rakitic, por llevar el peso de los partidos desde el centro del campo. Felicidades Arturo Vidal por aportar el músculo que le faltaba a este equipo. Y felicidades a ese fondo de armario que ha hecho posible este nuevo título. Porque una Liga no la gana una estrella. Ni cinco. La gana la mejor plantilla. Y esta plantilla lleva muchos años siendo la mejor. 8 de once. Y en color todas.

Jornada de luto para la caverna casposa de Florentino

Hoy es un día de euforia para el barcelonismo que coincide con la jornada de luto que vive la caverna casposa de Florentino Pérez. Los Pedrerol, Ronceros, Rodriguez y compañía. Los profesionales de buscar y rebuscar la mierda en el Barça mientras silban y miran hacia otro lado cuando se trata de analizar las miserias y los fracasos de un Real Madrid, el Real Madrid de Florentino Pérez, el del nadaplete, que ha hecho grande al Barça. A quince, a deicisiete puntos... Esa es la diferencia que separa al Barça del Real Madrid. Hoy se les ha revuelto el cuerpo a muchos. Han intentado ningunear esta Liga, como todas las del Barça. Pero este año no han tenido su Champions League para taparla. Se la van a comer con patatas. Aunque siempre encontrarán algún mamporro para poder hablar de otra cosa.



El mamporro es el que se han llevado ellos con este nuevo éxito del Barça, que no es más que la avanzadilla de lo que está por llegar. Otro triplete, el tercero en la historia del Barça, sería de difícil digestión para quienes no saben lo que es el triplete. Y se lo van a comer. Como siempre. El Barça les ha cerrado la boca a todos. ¡Tomas, toma y toma! Ese será el resumen de la temporada: Liga, Copa y Champions.

Como diría Maradona...


Deja tu Comentario