2019-04-28 12:04 FC Barcelona Por: Fede Peris

Florentino ha necesitado a tres entrenadores para estar a 18 puntos del Barça de Valverde

Valverde entra por la puerta grande en la historia de oro del Barça como noveno entrenador que consigue ganar dos ligas seguidas.



Ernesto Valverde, sin hacer ruido, se ha ganado el honor de formar parte del reducido club de los grandes entrenadores de la historia del Barça que lograron ganar la Liga en dos años consecutivos.  Valverde ha dado en sus dos años al frente del Barça una lección de estrategia táctica y de manejo de un vestuario difícil en donde los egos de sus estrellas rutilantes pueden convertir su trabajo en un infierno.

Que se lo pregunten al Real Madrid. Durante la etapa Valverde Zidane huyó por piernas consciente de que no podía competir con su Barça. Y esta temporada el club blanco ha utilizado a tres entrenadores diferentes para darle réplica a Valverde y su equipo con un resultado aplastante: a falta del Real Madrid-Rayo de mañana, el Real Madrid está a 18 puntos del Barça, uno más de lo que le sacó el equipo azulgrana al blanco la temporada pasada, con Zidane en el banquillo y Cristiano Ronaldo en el campo. 



Valverde ya está entre los grandes

Valverde es el noveno entrenador que gana dos ligas seguidas en el Barça después de Enrique Fernández en los años cuarenta. Luego lo logró Fernando Daucik al principio de los cincuenta y Helenio Herrera al final de esa misma década. El cuarto entrenador capaz de ganar dos ligas seguidas no llegó hasta los noventa. Johan Cruyff ganó cuatro seguidas. Luego Van Gaal lo logró al final de los noventa. Más tarde, ya en el siglo XXI, fue Rijkaard quien consiguió ese honor. Luego sería Guardiola quien lograría tres seguidas. Y más recientemente Luis Enrique. 

Valverde ha entrado por méritos propios en esa leyenda. Y mientras tanto, Florentino Pérez va quemando entrenadores, en una demostración de lo mal que se están haciendo las cosas en el Real Madrid. Es la señal de la impotencia ante el trabajo bien hecho en el Barça, un equipo reconocible, que sabe a lo que juega y que mantiene una misma filosofía de juego. La misma que denostan los telepredicadores que Florentino Pérez tiene apostados en los medios madridistas de la capital.

 



 

 

 


Deja tu Comentario